Turbulencias financieras

EEUU lanza un plan que congela temporalmente la ejecución de hipotecas

El Gobierno de EEUU anunció hoy un nuevo plan de ayuda a los ciudadanos que no pueden afrontar el pago de sus hipotecas y están a punto de perder sus casas, al permitirles "congelar" durante 30 días el proceso de ejecución hipotecaria.

La iniciativa, denominada "Project Lifeline" (Proyecto de Salvamento), estará disponible para toda clase de hipotecas y no sólo para las de alto riesgo ("subprime") que habían copado hasta ahora la atención del Gobierno.

La iniciativa es una alternativa para los propietarios de viviendas que llevan un retraso de más de 90 días en los pagos de sus hipotecas, una circunstancia que ya los pone en grave riesgo de perder sus hogares. Los ciudadanos hipotecados podrían comenzar a recibir la información de sus prestamistas esta misma semana. Según estima la Asociación de Banca Prestamista estima que cerca de 1,3 millones de hipotecados en podrían encontrarse en esta situación.

El plan, presentado hoy por el secretario del Tesoro, Henry Paulson, y el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Alphonso Jackson, cuenta con el apoyo de seis bancos e instituciones financieras del sector privado.

Las seis entidades hipotecarias que gestionarán el plan son Bank of America, JP Morgan Chase & Co, Citigroup, Countrywide Financial, Washington Mutual y Wells Fargo, que según sus datos, engloban en torno al 50% de las hipotecas estadounidenses.