Divisas

El BCE conduce al euro al nivel más bajo del año

El mercado ha entendido que el Banco Central Europeo no subirá los tipos de interés en un tiempo. El euro se depreció más de un 1% frente al dólar, y durante la sesión tocó mínimo anual.

El mercado no esperaba cambios en los tipos de interés para la zona euro. No hubo sorpresas, y el Banco Central Europeo decidió mantenerlos al 4% frente al 3% de Estados Unidos. Las Bolsas no reaccionaron de inmediato a la resolución tomada por la institución monetaria. La respuesta vino después, con el discurso de Jean-Claude Trichet. El presidente del BCE reconoció que existe riesgo de desaceleración y alejó la posibilidad de subidas de tipos de interés en el corto plazo.

El euro tuvo una de las sesiones más débiles del año. Perdió el 1,12% y llegó a situarse al nivel más bajo de 2008 (1,4440), aunque al cierre rebotó hasta un 1,4467. La debilidad de la divisa europea ha sido continua tras rozar máximo histórico la semana pasada. 'Los inversores tienen menor confianza en el ciclo económico de Europa. La Reserva Federal ha bajado los tipos 2,25 puntos, mientras que el BCE no ha hecho nada', comenta âscar Germade, de Cortal Consors.

El cambio de parecer de los inversores en el mercado de divisas se produce en un momento en el que se habla de posible recesión económica en EE UU, y sólo de menor crecimiento en Europa. 'La actuación de la Reserva Federal hace pensar que la recuperación en Estados Unidos pueda llevarse a cabo, mientras que en Europa está por ver', añade âscar Germade.

A pesar de que el mercado ahora está más favorable con el billete verde, lo cierto es que las señales siguen a favor del euro. 'No veo un cambio de tendencia, al menos desde el punto de vista fundamental. La recuperación del dólar obedece más a una desconfianza de la economía europea', pronostica Germade.

En el corto plazo, sin embargo, los gestores esperan que el euro siga débil. 'Trichet nos está dando luz verde para vender más y más cuando habla de riesgos a la baja para el crecimiento', comentó Steven Butler, director de Scotia Capital, en declaraciones a Reuters.

Toshi Honda, estratega de divisas en Londres de Mizuho Corporate Bank, dijo a Bloomberg que espera que el euro cotice a 1,40 dólares a mediados de año. 'El mercado está en desacuerdo con la cabezonería del BCE y por eso están vendiendo euros'.

El euro se apreció entre 2006 y 2007 el 24%.

La libra y el yen pierden frente al dólar

El dólar se apreció también sobre la libra esterlina y el yen; la subida rondó en ambos casos el 1%. La paridad de la libra esterlina se situó en 1,9414, el nivel más bajo desde marzo de 2007. Desde el pasado noviembre ha perdido el 8%. Ayer el Banco de Inglaterra bajó los tipos de interés un cuarto de punto, hasta el 5,25%, en el Reino Unido con el objetivo de impulsar la economía. 'Esperamos más bajadas en los próximos meses por parte del Banco de Inglaterra. Hay riesgos de desventajas de la libra esterlina frente al dólar', comentó un gestor a Bloomberg. La libra frenó, sin embargo, su bajada frente al euro, tras la decisión del BCE de mantener los tipos de interés.

El yen, por su parte, cerró a 107,80 dólares. La divisa nipona se encuentra cotizando al nivel más bajo de dos semanas. La caída se produjo en un día en que los mercados asiáticos fueron duramente castigados. El de Hong Kong cerró con una pérdidas del 5,40%; en el año ya cae el 15,62%.