Entrevista en Cuatro

Rajoy: "El contrato pretende que los inmigrantes asuman cumplir las leyes y pagar los impuestos"

Mariano Rajoy manifestó ayer en una entrevista con Iñaki Gabilondo en Cuatro, que el "contrato de integración" pretende que los inmigrantes que dispongan del permiso de residencia asuman "cumplir leyes, pagar impuestos, cumplir costumbres, hacer esfuerzos de integración" y, en caso de que en un determinado tiempo el ciudadano no encontrase trabajo, regresar a su país de origen.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, reiteró ayer en Cuatro, en una entrevista con Iñaki Gabilondo, su promesa de crear un "contrato de integración" para los inmigrantes que quieran residir en España de cara a la próxima legislatura. A su juicio, se trata de una solución que "existe en varios países de la UE", que ha "funcionado bien" y que pretende tratar "un asunto importante" que en esta legislatura "no se ha tratado con rigor".

El líder del PP ha comparado la iniciativa de su formación con las garantías y deberes que una persona adquiere con la nacionalización. El contrato propuesto por el PP pretende, según Rajoy, que los inmigrantes que dispongan del permiso de residencia asuman "cumplir leyes, pagar impuestos, cumplir costumbres, hacer esfuerzos de integración" y, en caso de que en un determinado tiempo el ciudadano no encontrase trabajo, regresar a su país de origen. De esta forma, todos los residentes legales tendrían los mismos "derechos, oportunidades" y "deberes", ha apuntado el líder del Partido Popular. Preguntado por las características exactas de estos valores y costumbres a los que los inmigrantes se comprometerían, Rajoy ha citado como ejemplos la poligamia o la no realización de agresiones tales como la mutilación genital, entre otros.

En cuanto a medidas, Rajoy ha defendido "poner orden en una política en la que hay un desorden" y promover, en consecuencia, la integración y el control de fronteras, frente a la política de esta legislatura, marcada por la "regularización masiva". Para el presidente del PP, esta medida generó un "efecto llamada" que ha terminado convirtendo a España en el segundo país en número de inmigrantes recibidos y le ha supuesto críticas llegadas desde otros estados de la Unión Europea. En este sentido, Rajoy ha aclarado que no hubiera hecho nunca una regularización de ese calibre y que no lo hará si logra ser presidente tras las elecciones generales del 9 de marzo.

'Caso Severo Ochoa'

Respecto a la polémica del "caso Severo Ochoa", Mariano Rajoy, ha defendido que los tribunales de justicia "no entraron a decir" si en el caso de las supuestas sedaciones irregulares en el madrileño Hospital Severo Ochoa existía "buena o mala praxis" y que, en todo caso, él es "partidario de luchar por la vida de la gente".

Rajoy ha reconocido no haber seguido "muy de cerca" este tema por tratarse del gobierno de la Comunidad de Madrid. No obstante, ha aconsejado que se "viera bien" la sentencia y defendió que "los tribunales no han dicho ni que hubiera buena praxis ni que no la hubiera, simplemente no han entrado en el tema". Según Rajoy, la mala praxis en las sedaciones practicadas por el equipo médico de urgencias que fue despedido en el Severo Ochoa es defendida por "el Colegio de Médicos y la investigación que ha hecho la Comunidad de Madrid".

Aguirre y Gallardón

Rajoy también se ha referiado a la polémica entre Gallardón y Aguirre por la no inclusión del alcalde de Madrid en las listas del PP, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que no debe caber "la menor duda" de que los dos políticos están unidos y con un enorme interés en ayudarle a ganar las elecciones del 9 de marzo. Rajoy ha negado que en la reunión que mantuvo con ellos para comunicarles que ninguno iría en las listas del PP para esos comicios, se dirigiera a ambos en los términos de que estaba harto de los dos.

Tras asegurar que les trasladó que debían cumplir sus compromisos con los madrileños, ha ratificado que Esperanza Aguirre le pidió en privado dejar la Presidencia de la Comunidad de Madrid para formar parte de la candidatura del partido para las elecciones del 9-M. Rajoy ha asegurado que la actitud de Gallardón y Aguirre no la percibía como una disputa entre ambos para disputarse su sucesión, sino como un enorme interés en darle a él apoyo para ganar las elecciones generales.

Dos debates con Zapatero: el 25 de febrero y el 3 marzo

Mariano Rajoy aseguró en Cuatro que "no tiene inconveniente" en que los dos debates electorales que celebrará con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se retransmitan a través de una única señal gratuita, pero ha añadido que esta decisión deben tomarla los coordinadores de campaña, Pío García Escudero y José Blanco. "Lo único que quiero es hacer el debate", exclamó. El presidente del PP se ha mostrado convencido de que esos dos cara a cara se van a producir, dado que ya hay dos fechas fijadas para ello, el 25 de febrero y el 3 de marzo. Tras asegurar que García Escudero y Blanco "se pondrán de acuerdo", señaló que le resultaba indiferente el formato de retransmisión. "A mí me da igual, exactamente igual", apuntó.