Energía

BNP apuesta por nuevas operaciones eléctricas en España tras las elecciones

La consolidación del sector eléctrico español no ha concluido, a juicio de los analistas de BNP, pero habrá que esperar a que se forme el nuevo Gobierno.

La toma de participaciones, las alianzas y la maquinaria de los lobbies se han puesto en marcha en el sector eléctrico a la espera de la celebración de las elecciones legislativas del próximo 9 de marzo. Esta es una idea que está en el ambiente del mercado y que asume BNP Paribas en su último informe sobre las utilities (empresas del servicios públicos) españolas.

La entidad financiera francesa señala que el ganador de esas elecciones, ya sea PSOE o PP, se deberá a enfrentar a cambios en ese área, entre ellas a una nueva ola de operaciones de consolidación, en la que considera que los candidatos más obvios son Iberdrola y Fenosa.

Basa esa opinión en dos hechos concretos. En primer lugar están los recientes cambios en la estructura accionarial de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán, con la irrupción de la entidad financiera francesa Natexis, con un 3,8% de las acciones. Los analistas de BNP añaden que otro factor que empuja a esas empresas a ser posibles candidatas a una transacción es que ambas cuentan a ACS como primer accionista. Pero creen que la recomposición empresarial podría tener otra dimensión si se logra un acuerdo entre ACS y Las Caixa, con el beneplácito del nuevo Gobierno, para la venta del 31% de Gas Natural propiedad de Repsol a Fenosa, con lo que se crearían un grupo español y se esquivarían las ambiciones de Suez.

Con este esquema sobre la mesa, Fenosa es la eléctrica española favorita de este banco que recomienda sobreponderar, con un precio objetivo de 58 euros, frente a los 56,6 euros anteriores. La empresa cerró ayer a 42,09 euros. A Iberdrola le recorta el precio objetivo a 11 euros desde 11,6 euros, aunque le da recorrido al alza ya que ayer cerró a 9,23 euros.

BNP también señala que el nuevo Ejecutivo no permitirá una operación hostil sobre una eléctrica española.

Por otro lado, Citi destaca que sus empresas favoritas del sector son Iberdrola (a la que mantiene un precio objetivo de 11 euros), Acciona (a la que otorga un precio objetivo de 280 euros, la empresa cerró ayer a 179,95 euros) y EDP (precio objetivo de 4,90 euros frente a un cierre de 4,295 euros). Para Alejandro Vigil, de Citi, las energías renovables son clave para el mantenimiento del atractivo de estos valores frente a los de otras eléctricas.