Petróleo

Merrill Lynch prevé una caída leve del crudo en caso de recesión

El pasado demuestra que una recesión tiende a provocar una relajación del precio del petróleo. La capacidad de gasto se reduce, lo que conlleva una menor demanda que se termina reflejando en los precios de la materia prima. Merrill Lynch considera, sin embargo, que en el momento actual un escenario de recesión moderada en EE UU no matará la demanda. Eso sí, no descarta una caída de precios de unos 10 dólares desde los niveles actuales.

En las últimas seis recesiones la demanda de crudo se ha reducido un 2,3% de media, según Merrill Lynch. 'La correlación entre el ciclo industrial en EE UU y la demanda ha caído al 30% en los últimos 10 años porque el 70% de la demanda está ligada al transporte', explican. 'En esta ocasión debido a la falta de sustitutos la caída de la demanda debería ser moderada. Aunque un giro en las expectativas industriales sí puede facilitar una caída del precio actual de unos 10 dólares'.