_
_
_
_
Finanzas

El Gobierno francés se opone a una opa sobre SG

El primer ministro francés, François Fillon, dijo ayer que no tolerará que Société Générale 'sea objeto de acciones hostiles por parte de otras entidades financieras'. Con estas declaraciones pretende zanjar los rumores que hablaban de una posible oferta por parte de BNP Paribas a un precio de 92 euros.

Société Générale, la tercera entidad francesa, se encuentra más vulnerable que nunca. Ante los intensos rumores de que su más inmediato competidor, el banco BNP Paribas, podría estar a punto de lanzar una opa hostil, el gobierno galo ha salido en su defensa.

El primer ministro, François Fillon, declaró ayer que 'el Gobierno está muy atento a todos los riesgos desestabilizadores en SG', y no permitirá que 'el banco sea objeto de acciones hostiles'. Aunque Société es una entidad privada, Fillon señaló que la 'primera' responsabilidad del Ejecutivo es pensar en los 130.000 asalariados y clientes.

A pesar de que BNP Paribas, no ha querido ni confirmar ni desmentir los rumores, el mercado ha llegado a especular con el hipotético precio de la operación, que se estaría en torno a los 92 euros. Ayer, Société Générale cerró a 78,45 euros, después de experimentar un repunte del 10,42% con respecto al cierre del lunes.

Se da la casualidad de que entre ambas entidades hay un nexo: el hermano de Jérôme Kerviel, el bróker de 31 años que originó el agujero de 4.900 millones de euros, trabajaba también como intermediario financiero para BNP Paribas. Olivier Kerviel fue ayer despedido después de comprobarse que había realizado un desvío de fondos procedentes de las plusvalías de sus clientes. Este afán de lucro, sin embargo, no se ha dado en el caso de Jérôme.

Por eso, el Gobierno sigue exigiendo responsabilidades al más alto nivel del banco. Si el lunes fue el presidente de la República, Nicolas Sarkozy, quien pidió la cabeza de la cúpula directiva de Société, ayer era la titular de Economía, Christine Lagarde, quien ratificó está postura.

En una de las intervenciones más duras aseguró que 'en los momentos difíciles, los miembros del consejo deben decidir si la persona que está a cargo es la más adecuada para comandar el barco o si debiera cambiar de capitán'.

Desde el primer día en el que estalló la crisis, Daniel Bouton ha puesto sobre la mesa su renuncia, sin embargo, el consejo de administración no la ha aceptado. El hecho de que su inmediato sucesor, Jean-Pierre Mustier, sea el máximo responsable de la división donde trabajaba Kerviel, ha pesado sobre su permanencia.

Pero todo podría cambiar el próximo lunes, 4 de febrero. Ese día, Lagarde, enviará al primer ministro francés el informe sobre cómo ocurrieron los hechos y las recomendaciones. Será entonces cuando se decida proponer una nueva reglamentación 'para reforzar los controles internos y externos de este tipo de operaciones', según señaló Fillon.

El banco niega el uso de información privilegiada

Socíété Générale negó ayer que el consejero Robert A. Day cometiera delito de información privilegiada. En una nota remitida a la prensa, la entidad justifica la actuación de Robert Day y las dos fundaciones vinculadas a su persona -Day Foundation y Kelly Day Foundation- como 'algo conforme a las reglas del banco'. 'Desde diciembre de 2007 y hasta 18 de enero de 2008 se encontraba en periodo autorizado para ceder acciones, algo que se hizo siguiendo todas las declaraciones necesarias', informan en la entidad.Société especifica que Day, como el resto de los miembros no ejecutivos del consejo, no habían sido informados más que de las depreciaciones adicionales por las subprime. La entidad sostiene que las pérdidas provocadas por Kerviel sólo se dieron a conocer el 20 de enero.Sin embargo, la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) no lo tiene tan claro. El organismo supervisor desveló que el pasado 9 de enero, este ejecutivo vendió un paquete de acciones a un precio de 95,27 euros por un valor de 85,7 millones de euros y otro más el pasado 18 de enero, justo el día en el que el presidente Daniel Bouton conoció el fraude, por 40 millones de euros. A ello hay que añadir que las dos fundaciones ligadas a su persona también vendieron el 10 de enero por un valor de 8,6 millones de euros.Ante esta situación, la Autoridad de los Mercados Financieros decidió ayer abrir una investigación.Por otro lado, se han filtrado algunas declaraciones del presunto responsable del desfalco, Jérôme Kerviel, quien ha manifestado que 'no creía posible que sus superiores ignorarán las cantidades de sus posiciones -que ascendían a 50.000 millones de euros en futuros- porque cuando obtenía plusvalías cerraban los ojos'.

Las cifras

92 euros por cada título de SG podría pagar BNP Paribas en caso de lanzar una opa.4.900 millones de euros es el agujero dejado por el bróker Jérôme Kerviel en Société Générale.50.000 millones de euros en posiciones en futuros tomó Kerviel. Un valor superior al de SG en Bolsa.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_