Resultados 4T

Countrywide tiene su primer resultado negativo en 30 años, pierde 477 millones en 2007

Countrywide Financial, la entidad financiera que será adquirida por Bank of America, anunció una pérdida mayor que la esperada para el cuarto trimestre, afectada por una creciente morosidad, en medio de una crisis del mercado de la vivienda estadounidense.

La pérdida neta fue de 421,9 millones de dólares, o 79 centavos de dólar por acción, y se compara con una utilidad de 622 millones de dólares, o 1,01 dólares por papel, en el cuarto trimestre del 2006.

La mayor financiera hipotecaria de Estados Unidos, había estimado el 26 de octubre una ganancia de entre 25 y 75 centavos de dólar por acción para el cuarto trimestre. La firma no actualizó su pronóstico, a pesar del deterioro del mercado inmobiliario.

En el tercer trimestre, la compañía anotó una pérdida de 1.200 millones de dólares, la primera en 25 años. Los analistas, en promedio, esperaban una pérdida de 32 centavos por acción en el cuarto trimestre, según Reuters Estimates.

Countrywide dijo que 1 de cada 3 deudores hipotecarios de alto riesgo incumplió con sus obligaciones, sobre una cartera de 1,48 billones de dólares. La tasa de incumplimiento del 33,64 por ciento representa un aumento frente al 29,08 por ciento de fines de septiembre.

¢Si bien fueron considerablemente mejores que los del trimestre anterior, (los resultados) fueron impactados negativamente por un mayor deterioro del crédito en toda la industria y una contínua falta de liquidez en los mercados hipotecarios secundarios¢, dijo el presidente ejecutivo Angelo Mozilo en un comunicado.

Countrywide anotó una amortización de 831 millones de dólares, principalmente relacionada a préstamos para viviendas de bajo riesgo.

El banco reservó 907 millones de dólares por pérdidas crediticias, un aumento frente a los 70,8 millones de dólares de un año atrás.

Los cargos por reestructuración totalizaron 87 millones de dólares. En todo el 2007, Countrywide perdió 704 millones de dólares, o 2,03 dólares por acción.

Bank of America, el segundo mayor banco de Estados Unidos, el 11 de enero acordó comprar a Countrywide en una operación que el lunes valuaba a la prestamista en 4.300 millones de dólares, o 7,16 dólares por acción.

Sin embargo, desde ese momento, las acciones de Countrywide han descendido por la especulación de que Bank of America podría buscar renegociar la operación. El banco ha negado repetidas veces dicha posibilidad.

El presidente ejecutivo de Bank of America, Kenneth Lewis, dijo el 15 de enero que el banco realizó ¢la madre de todas las debidas diligencias¢ antes de acordar la compra de Countrywide.

Las acciones Countrywide cerraron el lunes a 5,95 dólares. El año pasado, estas perdieron un 86%.

Investigaciones y querellas

Countrywide y Mozilo han sido blanco de lo que sus críticos califican como excesos crediticios, los que impulsaron una caída del sector inmobiliario y temores sobre que la economía estadounidense entre en una recesión.

El martes, la firma dRealtyTrac dijo que las ejecuciones de hipotecas crecieron un 75% en el 2007, frente al año anterior, y que más de un 20% del total correspondió al estado de California, hogar de Countrywide.

Mozilo ha sido acusado de ganar cientos de millones de dólares por opciones de acciones y honorarios desde el 2002 hasta el 2007, incluso luego de que comenzara la crisis del sector hipotecario.

El lunes, el ejecutivo dijo que no cobraría 37,5 millones de dólares por indemnización y beneficios que le correspondían por su retiro.

Countrywide también enfrenta una amplia variedad de investigaciones por sus prácticas crediticias, querellas de accionistas y acreedores, más una investigación de la Comisión de Valores de Estados Unidos sobre las ventas de acciones de Mozilo. El ejecutivo ha negado que haya actuado irregularmente.

Countrywide recortó unos 11.000 empleos, o un 18 por ciento de su plantilla de trabajadores, desde agosto a diciembre, al tiempo que se abstuvo de realizar préstamos de mayor riesgo. El volumen de créditos cayó un 44%, a 69.200 millones de dólares.