Fraude

El ex operador de SG afirma que otros brókers también incumplieron las normas

Jérome Kerviel, el broker acusado por Société Générale de haber provocado un agujero de 4.900 millones de euros de pérdidas en las cuentas de la entidad, ha acusado a otros agentes del banco francés de quebrantar las regulaciones al vender por encima del límite, señaló el fiscal de París.

"Hubo otros operadores que actuaron de forma similar al excederse en sus límites de negocio", dijo, Marin resumiendo las pruebas entregadas a la Policía por Kerviel, quien permanece detenido desde el pasado sábado.

El fiscal señaló que la investigación había revelado que Kerviel actuó solo, pero que Eurex, el mercado de derivados europeos, había advertido a SG en noviembre sobre sus posiciones.

"Eurex alertó a Société Générale en noviembre de 2007 sobre las posiciones que tomó Jerome Kerviel. Cuestionado por el banco, produjo un falso documento para justificar el riesgo", dijo Marin en una conferencia de prensa.

Por su parte, el presidente de Société Générale, Daniel Bouton, aseguró hoy que su banco ha despedido a la media docena de jefes inmediatos de Jérôme Kerviel, el operador que ha hecho perder 4.900 millones de euros al segundo banco de Francia.

Kerviel, de 31 años, fue detenido el pasado sábado y desde entonces ha sido interrogado por los agentes de la brigada financiera antes de pasar hoy a disposición judicial, para su comparecencia, en breve, ante un juez instructor con vistas a su procesamiento.

El pasado jueves, Société Générale, tercer banco de Francia, causó estupor en el mundo financiero y bancario al anunciar que había perdido 4.900 millones de euros por un supuesto "fraude excepcional", que atribuyó al joven.

El fiscal contó que durante su interrogatorio, Kerviel aseguró que "no actuó en beneficio personal" ni tampoco "para expoliar al banco". Según las declaraciones del joven, éste quería aparecer como "un operador excepcional" y con ello esperaba obtener una prima, que el fiscal evaluó en 300.000 euros para el ejercicio de 2007.

Durante el interrogatorio, según el fiscal, Kerviel admitió que había ocultado posiciones "de pura especulación" desde finales de 2005 y que con algunas de ellas había dado beneficios a Société Générale.

Es más, hasta el mediodía del pasado día 18, que fue cuando el banco descubrió el montaje presuntamente fraudulento, las posiciones tomadas por el operador en el mercado eran positivas.

Un directivo del banco vendió acciones por 85 millones días antes del escándalo

Uno de los miembros del Consejo de administración de Société Générale vendió acciones del banco francés por más de 85 millones de euros el pasado 9 de enero, dos semanas antes de que la entidad anunciara que el supuesto "fraude" de uno de sus operadores de mercado le había costado unos 4.900 millones.

Según la Autoridad francesa de los Mercados Financieros (AMF) Day vendió en el mercado acciones de la entidad por valor de 85,74 millones de euros, al precio de 95,27 euros el título, el 9 de enero. Además, dos fundaciones vinculadas con Day, Robert A. Day Foundation y Kelly Day Foundation vendieron acciones de Société por valor de 8,6 millones y 959.066 euros, respectivamente, un día después.

Tras la revelación de la AMF, el abogado de un centenar de accionistas del segundo banco francés ha anunciado a medios locales que ha cursado una demanda por presuntos delitos de uso de información privilegiada y de manipulación de cotización.