Fondos

Carteras de fondos en tiempos revueltos

Las propuestas para 2008 elevan las cotas de liquidez y reducen Bolsa en favor de materias primas e inversiones alternativas

Los gestores de cartera, los inversores en general, se enfrentan a un año difícil. Quizás más difícil que lo que ha sido 2007, con toda la crisis de las hipotecas de riesgo de por medio y la posterior constricción de crédito a nivel mundial. Las expectativas de que Estados Unidos entre en recesión aumentan cada día y las Bolsas, volátiles hasta el extremo, reflejan el creciente temor de los inversores.

A diferencia del año pasado, al menos este 2008 los inversores saben a qué atenerse, porque las señales de desaceleración, de empeoramiento económico, están sobre la mesa. Y en vista de la incertidumbre reinante en los mercados, los gestores de carteras han optado por guardar la ropa y proponen carteras de fondos donde la cautela es la nota predominante. 'En estos momentos somos muy cautelosos', confirma María Folqué, directora de Análisis e Inversiones de Tressis. 'Hemos reducido mucho el riesgo'.

Las carteras que proponen para 2008 las firmas de inversión tienen un marcado carácter defensivo, que queda patente en las altas cotas de liquidez que contienen tanto las carteras de perfiles conservadores como las destinadas a los inversores avezados. Tressis, por ejemplo, recomienda invertir hasta un 45% en fondos monetarios para un perfil conservador, un 40% para uno moderado y un 30% para un perfil agresivo.

Es en estos perfiles, en los más arriesgados, donde realmente se percibe el sesgo defensivo de las carteras, porque es raro que los asesores propongan carteras poco invertidas -la liquidez al final supone estar fuera del mercado- a los inversores más dispuestos a asumir riesgos. Abante Asesores, por ejemplo, propone una cartera arriesgada con un 35% invertido en un fondo monetario; Inversis, otra con el 15%, y Banif, otra con el 9,80%.

Aunque hay excepciones. 'Nosotros proponemos carteras algo más agresivas de lo que aconseja el momento de mercado', afirma Félix López, director de Atlas Capital Gestión. 'Sobre todo porque esperamos una segunda parte del año más positiva. El cuerpo nos pide ser más conservadores, pero hay activos que están muy infravalorados'. La cartera más agresiva de Atlas invierte un 85% en renta variable y el 15% restante en gestión alternativa.

'Nuestra estrategia en los últimos tres meses ha pasado de una posición neutral defensiva a una posición defensiva encaminada a cubrir las carteras', señala José María Luna, director de Análisis de Profim.

En medio de toda la incertidumbre que planea sobre los mercados, lo que sí tienen claro los asesores es que el momento no es el más óptimo para la renta fija. 'La renta fija en plazos medios y largos no tiene hoy por hoy potencial de revalorización', explica José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis. El tipo de interés del bono español a 10 años, que se mueve e la inversa del precio, ha caído en los últimos días a la zona del 4,2%, frente a un máximo el año pasado en el 4,75%. Es decir, que el precio de los bonos ha subido a medida que han empeorado las expectativas económicas y de inflación. 'Ahora te da casi el mismo cupón un bono a 10 años que un monetario', explica Maté. 'La curva de tipos europea se ha aplanado mucho y ha pasado de un diferencial entre el corto y el largo plazo de 65 puntos básicos a uno de 15', explica José Carlos Delgado Moreno, de Deutsche Bank, que se declara infraponderado en renta fija con una duración cercana a 4 años. 'Los bonos pueden, en el muy corto plazo, actuar como activo refugio ante un incremento de la volatilidad de la renta variable', matiza este experto.

Los asesores, a la hora de apostar por la renta fija, optan por fondos de gestión alternativa que ofrecen rentabilidad absoluta, es decir, ganancias al margen de que los mercados suban o bajen. 'Son fondos que utilizan múltiples estrategias y que pueden evitar la volatilidad de los mercados de renta fija', explica José María Luna, de Profim. 'No tenemos nada de renta fija pura', coinciden en Abante Asesores. 'Esta parte la cubrimos con fondos multiestrategia de retorno absoluto', añaden.

El carácter defensivo de las carteras se percibe también en la renta variable. Los asesores recomiendan principalmente fondos que invierten en Bolsa europea, en grandes compañías y en sectores defensivos, como el de telecomunicaciones. 'El crecimiento global va a seguir soportado por las economías emergentes, por lo que buscamos exposición a compañías grandes, implantadas globalmente y con cierto componente de crecimiento más que de valor', sostiene José Carlos Delgado, de Deutsche Bank.

Entre los fondos de Bolsa europea llama la atención la ausencia casi total de activos de Bolsa española. Los gestores de carteras le han dado la espalda al mercado español, salvo con excepciones, como es el caso de Banif. 'Nosotros nos salimos de la Bolsa española a finales de 2006', explica Félix López, director de Atlas Capital Gestión. 'No vemos clara la apuesta por España en términos de índice el Ibex, así que jugamos la parte española a través de fondos de Bolsa europea', añade este experto.

Además de apuestas regionales, destaca la presencia en las carteras de fondos que invierten en países, concretamente en Alemania y en Francia.

Buena parte de las carteras agresivas, sobre todo las más diversificadas, incluyen renta variable Estadounidense, en muchos casos a través de fondos de estilo valor, es decir, que invierten en compañías baratas y con beneficios recurrentes. Otras casas prefieren mantener un perfil bajo con Estados Unidos, debido a la posibilidad de que la economía entre en recesión. 'Nosotros sí apostamos por Estados Unidos, aunque estamos más apegados al índice que en otras ocasiones', explica Enrique Borrajeros, socio de Abante.

'En términos regionales estamos posicionados neutralmente en Europa, sobreponderados en emergentes, especialmente asiáticos, e infraponderados en Estados Unidos debido a la incertidumbre económica y la debilidad del dólar', apuntan desde Deutsche Bank.

Muchas carteras invierten en fondos estadounidenses con cobertura de divisas, en previsión de que el dólar siga cayendo frente al euro. No es el caso de Atlas, por ejemplo. Félix López observa que el dólar podría darse la vuelta, por lo que sí tiene exposición a la divisa.

Para las carteras más agresivas gestores y asesores apuestan una vez más por Japón, con la esperanza de que el país asiático salga por fin del atolladero. 'Si funciona la apuesta, puede ser una gran sorpresa', subraya Félix López.

También los emergentes, especialmente los asiáticos, encuentran un hueco en las carteras más agresivas. El crecimiento que se espera de países como China e India puede evitar una recesión mundial si en Estados Unidos se confirman los peores pronósticos. A corto plazo, no obstante, los analistas aconsejan cautela. 'En este escenario de miedo, estas Bolsas, menos líquidas, suponen un riesgo adicional que no merece la pena asumir', señala José María Luna, de Profim.

Las carteras, en general, han reducido su exposición a la Bolsa, y lo suplen apostando por inversiones alternativas. Los fondos que invierten en materias primas ganan peso, lo mismo que los fondos de gestión alternativa y los hedge funds.

Las materias primas han sido uno de los activos que más se han revalorizado recientemente, en virtud de la fuerte demanda de los países emergentes. Dada la expectativa de que estas economías sigan creciendo, el potencial de revalorización se mantiene. Es además un activo idóneo para diversificar frente a Bolsa y renta fija. También encuentran los asesores un vehículo de cobertura en el oro, en un contexto de aumento de la inflación y debilidad del dólar. Hay fondos en las carteras propuestas que invierten en materias primas a través de derivados sobre índices y otros instrumentos similares.

Entretanto, la gestión alternativa cobra importancia en las carteras, hasta el punto de que por primera vez Abante propone la inclusión de un fondo de inversión libre, un hedge fund, en su cartera equilibrada. Se trata de Valorica Global, la cartera creada por Cristóbal Thomas de Carranza, ex director de inversiones de Fonditel. 'Conocemos al gestor y nos da confianza', explica Enrique Borrajeros, de Abanta Asesores.

La cifra. 34,3% . Es el porcentaje medio invertido en fondos monetarios recomendado por los asesores financieros para una cartera de perfil moderado.

Los mejores gestores del mundo

Las carteras propuestas por los asesores muestran un predominio claro de fondos extranjeros, en aras de buscar los mejores gestores del mundo. Entre ellos figuran algunos nombres muy conocidos, como son el Oyster European Opportunities Fund, el M&G American Fund o el Fidelity European Aggressive Fund.

El fondo de Oyster está gestionado por Eric Bendahan, elegido mejor gestor de Europa de 2005 por la revista Citywire.

Aled Smith es gestor del fondo M&G American y está considerado también uno de los mejores gestores del mundo.

El fondo European Aggressive de Fidelity está gestionado desde junio de 2007 por Mario Frontini, que sustituyó a Sanjeev Shah. Esta cartera ganó un 12,40% el año pasado, frente a una caída del 0,17% del índice Stoxx 600 paneuropeo. El Oyster European Opportunities ganó un 3,18%.

La cartera de Aled Smith sufrió un retroceso del 7,27%, frente a un alza del 3,53% del S&P 500.

'Son gestores que pueden hacerlo mejor o peor un ejercicio, pero que son coherentes, y eso nos gusta', afirma Enrique Borrajeros, socio de Abante Asesores.