Índices

Nuevo derrumbe de Wall Street al crecer el temor a una recesión

La Bolsa neoyorquina volvió a derrumbarse ayer tras las desfavorables cifras económicas (el índice de la Fed de Filadelfia cayó a su nivel más bajo en seis años) y las muestras de preocupación dadas por la Reserva Federal. Los índices registraron caídas de entre el 2% y el 3%. En Europa, la incertidumbre frustó el rebote del Ibex, que cerró con un recorte del 0,3%.

El pesimismo ante la situación económica de Estados Unidos provocó ayer otra fuerte corrección en los mercados, que temen que la recesión sea ya un hecho. Así al menos lo están corroborando los últimos datos. Ayer se conoció que el índice de actividad empresarial de la Fed de Filadelfia de enero bajó a -20,9 puntos (el peor dato en seis años) desde los -5,7 del mes anterior. En este nivel, el índice se sitúa lejos del umbral de cero que separa el crecimiento de la contracción.

Por si fuera poco, la comparecencia del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ante el Congreso estadounidense más que calmar los ánimos contribuyó a extender el nerviosismo. Bernanke reconoció que hacían falta medidas transitorias para mejorar la coyuntura en Estados Unidos. Como colofón, los malos resultados publicados por otra entidad financiera: Merrill Lynch.

A partir de ese momento, los índices cayeron en picado. El S&P se dejó un 2,91%, el Dow Jones un 2,46% y el Nasdaq, un 1,99%. En el mercado de bonos, la rentabilidad de la deuda a diez años, que se mueve en sentido inverso a los precios, cayó hasta el 3,61%, el nivel más bajo desde enero de 2003, en un reflejo de que el mercado da por descontada una actuación agresiva de la Fed en su próxima reunión.

El Ibex perdió el 0,30% después de llegar a ganar un 1,29% en la sesión

En Europa hubo un intento de rebote, pero la apertura indecisa de Wall Street frustró el intento. El Ibex perdió el 0,30%, después de llegar a ganar el 1,29%. Así, encadena ya siete sesiones a la baja, periodo en el que ha perdido el 6% y los 14.000 puntos.

Banesto fue el peor valor en el Ibex 35 con un descenso del 3,83%. BBVA y Santander perdieron el 1,29% y 0,78%. Bankinter, que también presentó resultados, logró un alza del 3,06%, mientras que Banco Pastor se revalorizó el 7,67%. Constructoras e inmobiliarias registraron otra vez pérdidas al mismo tiempo que la oficina de estadística comunitaria Eurostat confirmaba que España ha sido el país de la UE donde más bajó la producción en el sector en noviembre (-3,9%). Sacyr bajó el 3,68%, Acciona, el 1,60%, Ferrovial, el 1,13% y Realia el 4,20%. En Europa, hubo un paréntesis al castigo de las compañías minoristas; subieron el 1,49%.

La cifra: 13,48%. Es lo que pierde el BBVA en el año, más que en 2007 (-8,11%). El banco cotiza al precio más bajo desde octubre de 2005. Santander cae el 14% en 2008.

Escenario actual para los mercados

Bonos. La rentabilidad de los bonos europeos a 10 años volvió a caer ayer; son ya cinco sesiones consecutivas a la baja. Los inversores se han refugiado en la renta fija desde que comenzara el año. En el caso del activo español, la TIR ha pasado del 4,430% al 4,152%, y en el bono alemán, del 4,307% al 3,975%. Muchos analistas opinan que la renta fija a largo plazo está cara.

Economía. El principal temor que tiene el mercado es que la economía de Estados Unidos entre en recesión. Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, descarta por el momento esa posibilidad. Pero una encuesta de Reuters citada por el banco estadounidense Citi muestra que un 45% de analistas consultados (100) en una encuesta reciente cree que sí sucederá.

Petróleo. El precio del petróleo ha caído por debajo de los 90 dólares el barril Brent en Europa. Desde que comenzara 2008 ha seguido un goteo a la baja que ha alejado la materia prima de niveles históricos. La tendencia puede mantenerse en el corto plazo, ya que los analistas hablan ahora de niveles entre 80 y 90 dólares para los primeros meses del año.

Euro. La divisa europea continúa débil frente al dólar. Ayer repuntó ligeramente, pero la paridad ya roza el cierre del ejercicio pasado, que fue de 1,4590. Algunos miembros del Banco Central Europeo han reconocido que existen riesgos de desaceleración económica. Al mismo tiempo, la institución dice que está preparada para estabilizar los precios de la zona euro.

El volumen de negocio diario se dispara

Las Bolsas están muy volátiles; el dinero entra y sale con una facilidad pasmosa. Los volúmenes de contratación se han disparado desde el inicio del año. En las dos primeras semanas y media del año se han hecho en el mercado español 90.138 millones. Significa que se está haciendo una media diaria de volumen de 7.511 millones (nunca antes se había llegado a esta cuantía), frente a los 6.584,20 millones del ejercicio pasado. El acumulado en enero representa un 65% de todo el negocio que del primer mes de 2007.

Son muchos los analistas que creen que en una subida o bajada de la Bolsa siempre hay que mirar el volumen de negocio, ya que apoya el resultado en un sentido u otro. Luis Benguerel, de Interbrokers, matiza que 'no siempre tiene que ser así'. 'En ocasiones hay muchas operaciones especiales o en bloque'.

En este sentido, hay que recordar que varias compañías reparten dividendo entre sus accionistas en enero. Esto provoca el efecto conocido por lavado de cupón, una técnica que consiste en vender a un inversor extranjero las acciones con el fin de evitar la retención fiscal de Hacienda.

Una vez que se ejecuta el dividendo, el propietario vuelve a comprarlas con intereses, pero inferiores a los que se exigen oficialmente.