_
_
_
_
_
Precios

La inflación en Europa y EE UU sube a un nivel no conocido hace años

El alto coste del barril de petróleo y el alza de los precios de los alimentos han disparado el IPC en las dos mayores zonas económicas del planeta, amenazadas con la desaceleración e incluso la recesión

La escalada de los precios en los últimos meses del año pasado no es exclusiva de la economía española. La oficina estadística europea, Eurostat, hizo ayer público el índice de precios de consumo armonizado de la zona euro del mes de diciembre, que se situó en el 3,1%. Se trata del peor dato interanual desde principios de 2001, justo la época en que estalló la burbuja de las puntocom en los mercados internacionales.

Al igual que ha sucedido en España, el impulso de los últimos meses no ha impedido que la inflación media del ejercicio fuese relativamente baja en la zona euro, al situarse en el 2,1%. Curiosamente, los dos periodos más inflacionistas del periodo de vigencia de la Unión Económica y Monetaria han coincidido con los tipos de interés más elevados decretados por el Banco Central Europeo: 4,75%, en 2001, y 4%, en la actualidad.

El origen exógeno de la espiral inflacionista (claramente centrado en una subida del petróleo de cerca del 50% en un año y en la anormal carestía de los alimentos) se comprueba echando un vistazo al otro lado del Atlántico Norte. El IPC de Estados Unidos subió un 4,1% interanual en diciembre.

La situación allí es aún más grave que en Europa. De entrada, el repunte es aún menos habitual, pues se trata del techo inflacionista en 17 años. Pero, además, la Reserva Federal tiene las manos prácticamente atadas para atajar la espiral por vía monetaria. Más bien, el futuro apunta a lo contrario: su propio presidente, Ben Bernanke, manifestó la semana pasada su intención de actuar 'de forma firme' para evitar que el país caiga en recesión, lo que apunta a una inminente bajada de tipos que tendrá un reverso tenebroso: otro impulso para los precios. La amenaza de la estanflación (estancamiento con inflación) es, pues, real.

El pequeño halo de esperanza para los regidores económicos lo dio ayer el petróleo. El barril de crudo Brent bajó de los 90 dólares por primera vez en un mes, ante un aumento inesperado de las reservas en Estados Unidos (probablemente impulsado por la propia desaceleración).

Las cajas de ahorros esperan aún más subidas en el IPC de España

A diferencia del Gobierno, la fundación de las Cajas de Ahorros todavía espera un repunte inflacionista en España en los próximos meses: según sus previsiones, en enero y febrero se situaría en el 4,5%. Aunque partiendo de un arranque de año distinto, si coinciden las previsiones con las del Ejecutivo en esperar un enfriamiento a partir de la primavera. El IPC bajaría en abril hasta el 4%, según Funcas, y se mantendría en niveles similares hasta el último trimestre, para cerrar el año en el 2,9%. De cumplirse, 2008 tendría una inflación media del 3,8%, un punto más que 2007.

Archivado En

_
_