Finanzas

Santander reparte 445 millones entre 2.500 directivos

Mañana es una fecha clave para más de 2.500 ejecutivos del Santander, ya que comienza el periodo de ejecución de su plan de stock options. Podrán comprar hasta 96,25 millones de acciones, el 1,54% del capital social de la entidad, a 9,09 euros. Sus plusvalías latentes ascienden a más de 444,7 millones de euros.

Después de varios meses de espera, está a punto de llegar el gran día para la plana mayor de Santander. Mañana mismo, 2.557 de sus directivos podrán poner en valor el mayor plan de stock options de la historia empresarial española, después de haber conseguido, a principios del año pasado, las dos metas que se impusieron en la junta de 2005.

Por un lado, su beneficio por acción durante los ejercicios 2004, 2005 y 2006 tenía que crecer más que al menos 20 de sus 29 mayores rivales, entre los que se encontraban Citigroup, HSBC, UBS, BBVA, Deutsche Bank, BNP Paribas, JPMorgan o Société Générale, entre otros. Por otro, también tenía que quedar entre los 10 primeros de dicho grupo por revalorización bursátil, tomando como referencia la media ponderada de las 15 primeras sesiones bursátiles de 2005 frente a las del mismo periodo de 2007.

Una vez cumplidos los objetivos y llegado el día clave, los 96,25 millones de opciones del plan de retribución, denominado I06, podrán ser canjeados por acciones de la entidad hasta el 15 de enero del próximo año pagando tan sólo 9,09 euros por título, precio fijado en función de la cotización de Santander en la primeras 15 sesiones bursátiles de 2005. Por supuesto, sólo los que no hayan abandonado la plantilla del banco pueden disfrutar del premio, cuyo objetivo es fidelizar y motivar a los ejecutivos.

SANTANDER 2,23 0,54%

Así, tendrán que desembolsar 874,9 millones de euros para comprar unas acciones valoradas en 1.319,6 millones, de tal forma que las plusvalías teóricas ascienden a unos 444,7 según el cierre de la entidad financiera en Bolsa del pasado viernes y tocan, de media, a casi 174.000 euros por directivo.

Quienes así lo deseen no tendrán que canjear las opciones por acciones, ya que pueden ser liquidadas por diferencias: el beneficio sería la diferencia entre el precio de cotización y el de ejercicio.

La distribución de las opciones no fue lineal, con lo que hay unos beneficiarios más agraciados que otros. Al presidente de la entidad, Emilio Botín, se le asignaron 541.400 opciones (2,50 millones de plusvalías teóricas); al vicepresidente segundo y consejero delegado, Alfredo Sáenz, le correspondieron 1,209 millones de opciones (5,59 millones en beneficios); al vicepresidente tercero, Matías Rodríguez Inciarte, 665.200 (3,07 millones de ganancias); y al director de los negocios en América Latina, Francisco Luzón, 639.400 opciones, que suponen unos rendimientos de 2,95 millones.

Pero las ventajas del plan no son sólo para los directivos de Santander, sino también para los de sus filiales. Así, en Banesto sacarán partido de esta herramienta de fidelización, aunque ellos tendrán que esperar hasta el próximo 2 de marzo para ejecutar sus stock options, según consta en su informe de 2006. Su presidenta, Ana Patricia Botín, por ejemplo, atesora de 293.692 opciones y el consejero delegado, José García Cantera, 91.743.

En cualquier caso, los cuantiosos beneficios teóricos tendrán que materializarse con el canje por acciones y la venta posterior de éstas, por lo que las plusvalías reales dependerán de la cotización en el momento de realizarse la operación.

Respecto el coste, el Santander explica en su informe de 2006 que el 'valor razonable' de las stock options asciende a 57,5 millones de euros, imputables a resultados durante los ejercicios 2005, 2006 y 2007.

Además del Plan I06, el Santander aprobó otro en junio de 2007, que también dependerá de la evolución en Bolsa y del crecimiento del beneficio respecto a 21 bancos europeos. En él, participan unos 5.000 ejecutivos.