_
_
_
_
_
Inspección

Trabajo recupera 652 millones de impagos a la Seguridad Social

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social recuperó 652 millones de euros de cotizaciones impagadas por las empresas, entre enero y septiembre de 2007. Además, este organismo multó a las empresas con sanciones por importe de 200 millones de euros por otras irregularidades laborales que afectaron a 350.615 trabajadores.

Los responsables de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social han cumplido, de momento, los objetivos que tenían para 2007. Así, tenían previsto recuperar en el pasado ejercicio unos 900 millones de euros de impagos de las empresas a la Seguridad Social, y entre enero y septiembre (últimos datos disponibles) ya habían extendido expedientes liquidatorios por valor de 652 millones de euros. De esta forma, cuando se incorporen los datos del último trimestre podría incluso rebasares ligeramente el objetivo previsto.

Estos expedientes liquidatorios están motivados por tres tipos de impagos distintos: cuando la Inspección requiere a la empresa que pague una deuda y ésta la abona (recaudaciones inducidas); aquellos casos en los que se detecta que la empresa cotiza por sus trabajadores menos de lo que debiera (actas de liquidación); y, en tercer lugar, están las situaciones en las que los empresarios ni siquiera presentan los boletines de afiliación de sus trabajadores y, por tanto, no cotizan nada por ellos.

Una cuarta posibilidad es que los inspectores emitan expedientes de derivación de responsabilidades a las empresas que han asumido o subcontratado otras sociedades que no están al día de sus pagos a la Seguridad Social.

En general, todos los datos sobre la actividad de los inspectores de Trabajo el pasado año, a falta de las cifras del último trimestre, están en línea con los resultados obtenidos en 2006 y en 2005.

No obstante será probablemente el próximo año, cuando empiecen a notarse en los resultados de este organismo las mejoras informáticas que preparan sus responsables para aumentar estos cobros. Dichas mejoras implicarán, entre otras cosas un mayor cruce de datos con otros organismos con la Agencia Tributaria.

En cualquier caso, entre enero y septiembre del pasado año los inspectores y subinspectores llevaron a cabo prácticamente un millón de actuaciones en las empresas, frente a los 1,4 millones de todo 2006.

Para ello, en los tres primeros trimestres del pasado año realizaron un total de 262.432 visitas a centros de trabajo, en las que levantaron 71.283 actas de infracción, en comparación con las 106.583 extendidas en el ejercicio precedente. En dichas actuaciones detectaron irregularidades laborales que afectaban a 350.615 trabajadores.

Salud laboral, el área más multada

Como consecuencia de todo esto, impusieron multas a las empresas por valor de casi 200 millones de euros hasta septiembre (en todo 2006 estas sanciones ascendieron a 253 millones de euros). De todas las áreas inspeccionadas por este organismo: Seguridad Social, relaciones laborales, empleo y extranjería y salud laboral, ha sido esta última materia en la que se han impuesto multas por mayor valor, con una cantidad de 91,3 millones de euros.

Igualmente, el mayor número de trabajadores afectados por irregularidades también se registró en las inspecciones sobre salud y seguridad en el trabajo, con 179.497 asalariados implicados.

Si bien, el área de Seguridad Social fue el que más actuaciones de inspección registró, con 450.214214. En esta materia los inspectores impusieron 28 millones de multas a las empresas y obligaron a dar de alta a 25.031, por los que sus empresarios no cotizaban.

Además, los técnicos de la Inspección obligaron a convertir en fijos 34.794 contratos temporales cuya relación laboral en la empresa real era indefinida. Respecto a las inspecciones en materia de extranjería, entre enero y septiembre se realizaron 44.869 actuaciones en las que se detectaron irregularidades que afectaban a 8.105 trabajadores y por las que se impusieron sanciones equivalentes a a 54 millones de euros a las empresas.

Los inspectores paralizaron 1.345 obras inseguras

El área de Seguridad y Salud Laboral de la Inspección de Trabajo fue la más dinámica entre enero y septiembre de 2007, ya que fue la que registró un mayor número de sanciones y detectó más trabajadores afectados por irregularidades.En las visitas a los centros de trabajo, los inspectores paralizaron la actividad de 1.345 empresas, la mayoría de ellas obras de la construcción, donde detectaron irregularidades de seguridad y salud.No obstante, este ritmo de paralizaciones hasta septiembre fue ligeramente inferior al registrado en 2006, cuando en todo el ejercicio los inspectores obligaron a que cesara la actividad en 2.158 centros de trabajo.Además, los responsables de estas visitas realizaron 3.208 propuestas de recargo de cotizaciones a empresarios por vulnerar los planes de prevención de riesgos y cometer infracciones de seguridad laboral.Los responsables del Ministerio de Trabajo esperan que la nueva Estrategia de Salud Laboral, en vigor desde enero pasado, mejoren los resultados de este área de la Inspección en 2008.

Archivado En

_
_