Previsiones

Rentabilidad casi segura al calor de las opas pendientes

Firmas como Metrovacesa cotizan por debajo de sus ofertas

Más vale pájaro en mano que ciento volando'. La tempestad que ha caído en la Bolsa durante los escasas jornadas de 2008 y las incertidumbres respecto al futuro ponen de inmediata vigencia este conocido refrán a la hora de invertir. Pero los ahorradores que prefieren no arriesgar su dinero lo tienen bastante complicado. Las principales alternativas seguras a la renta variable son las cuentas, los depósitos de alta rentabilidad y los bonos estatales; opciones que brillan por sus discretos rendimientos.

Sin embargo, los analistas hablan de una tercera vía: comprar acciones de compañías sobre las que pesa una opa y que ofrezcan un cierto margen de ganancias respecto al precio ofertado. Y se da la circunstancia de que, ahora mismo, hay dos firmas españolas que reúnen ambas características: Metrovacesa y Sogecable.

Los Sanahuja ya han presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su propuesta por el 29,48% de la inmobiliaria a 83,21 euros por acción, y Prisa (editora de CincoDías) ha hecho lo mismo por el 52,54% de su filial audiovisual a 28 euros por título.

Los Sanahuja esperan que la Comisión de Valores dé luz verde a su oferta antes de que finalice el mes de enero

Es cierto que el margen de beneficio respecto a sus cierres de ayer es limitado, ya que la primera dista un 1,6% respecto al precio de su opa y la segunda, un 1,7%. Pero hay que tener muy presente la duración de la inversión. Una vez que el regulador haya dado luz verde a las propuestas, un hecho que en el caso de Metrovacesa se producirá a partir del día 25 de este mes según un portavoz de la compañía, el tiempo de aceptación se limitará, previsiblemente, a 30 días. Ningún activo sin riesgo ofrece en este momento una rentabilidad comparable en ese tiempo.

Las instrucciones son sencillas. Hay que comprar al precio más bajo posible, dentro del escueto margen que ofrecen sus cotizaciones, y esperar a que comience el plazo de aceptación, momento en el que habrá que dar orden de acudir a las opa al intermediario financiero. Eso sí, hay que tener muy en cuenta las comisiones. La inversión cobrará más sentido con cantidades importantes de dinero y siempre que el bróker elegido cobre una comisión fija por cada operación en lugar de un porcentaje (véase apoyo).

La duda reside en si será más conveniente quedarse en estos valores que vender. De momento, la mayoría de los analistas lo tiene claro: si no se quieren sorpresas, lo más aconsejable es acudir a las respectivas opas. Así lo afirma, por ejemplo, Ibersecurities respecto a la oferta por Sogecable, aunque la sociedad de valores anticipa que una parte de los accionistas no acudirán a la oferta y Prisa ha asegurado que su intención es que su filial audiovisual siga cotizando. Por su parte, los expertos de Ahorro Corporación no dejan lugar a dudas y recomiendan sin paliativos acudir a la propuesta. Además, el consenso de analistas recopilado por FactSet también fijan su valor objetivo en 28 euros por título.

El caso de Metrovacesa también requiere un análisis detallado. La inmobiliaria se ha salvado del estropicio generalizado de sus colegas de sector gracias a la promesa de los Sanahuja de lanzar por una oferta por el 100% de la inmobiliaria realizada ante la CNMV el 2 de marzo del año pasado. No obstante, los expertos recuerdan también que hay un compromiso de distribuir un cuantioso dividendo de dos euros por título a partir del mes de marzo. Hay que tener presente que este importe se descontará de forma automática del precio de cotización, tal y como siempre ocurre en estos casos con las compañías cotizadas. Aunque, eso sí, cabe la posibilidad de que los títulos los recuperen posteriormente.

Además, el presidente de la inmobiliaria, Román Sanahuja, ha llegado a afirmar que su objetivo para 2008 es que Metrovacesa regrese 'como primera inmobiliaria española al Ibex 35', del que fue expulsada en julio del año pasado ante el proceso de escisión de la compañía con el objetivo de que el empresario catalán y Joaquín Rivero pudieran repartírsela.

Así, un portavoz de la firma ha confirmado que reducirá su participación por debajo del 60%, vendiendo a fondos de inversión y grupos institucionales. Con todo, el precio objetivo de consenso para la inmobiliaria es de 83,2 euros por acción, exactamente el mismo que el ofrecido en la opa que está en curso.

La nueva ley de opas cambia las reglas de juego

Las ofertas aprobadas a partir del mes de agosto del año pasado están bajo la tutela de la nueva ley de opas, lo que tiene una importante consecuencia a la hora de decidir si acudir o no a una opa y el suelo posterior de la cotización. Si un accionista controla más del 90% del capital de una cotizada tras la liquidación de una opa y ésta ha sido aceptada por, al menos, el 90% del capital al que se dirigía, el oferente podrá exigir, durante los tres meses posteriores, a los accionistas que no hayan acudido que vendan al precio de la propuesta. Pero esta regla es recíproca, de tal forma que quienes no vendieran en la opa pueden exigir que se los compren a ese precio, lo que supondría un suelo para el valor durante dichos tres meses.

'Hedge funds' dedicados a la caza del dinero fácil

Hay fondos que se dedican a invertir con la misión principal de obtener una cierta rentabilidad gracias a operaciones de arbitraje, como las que posibilita un valor que cotiza por debajo del precio de una opa. Así sucedió, por ejemplo, durante las ofertas parciales lanzadas sobre Metrovacesa en 2006 por Joaquín Rivero y Bautista Soler, por un lado, y los Sanahuja, por otro.

Otra estrategia muy común es la de esperar acontecimientos especiales, como una opa o la presentación de una oferta competidora. Así ocurrió, por ejemplo, con Aldeasa, Terra y Recoletos con el hedge fund Centaurus Alpha. Otros de los fondos que comparten esta filosofía de inversión son el Oceanwood Opportunities, que controla el 1,233% de Logista; el Amber Master, que tiene en su poder el 2,976% de Gamesa; y el Cycladic Catalyst, con participaciones en Campofrío (1,282%) y Uralita (1,038%).

Claves

1. Bolsa. Por supuesto, los inversores tendrán que pagar un canon a la Bolsa, pero varía en función del importe. Para una operación de 35.000 euros, serían 6,4 euros más el 0,007% del efectivo.

2. Liquidación. Iberclear cobra una comisión fija del 0,003% con un mínimo de 0,04 euros y un máximo de 3,5 euros.

3. Intermediario. Las más interesantes para grandes cantidades son las fijas, en lugar de las que cobran un porcentaje.