Materias Primas

El petróleo supera por primera vez los 100 dólares por la violencia en Nigeria

El precio de los futuros del crudo West Texas Intermediate, de referencia en EEUU, alcanzaron hoy por primera vez en la historia los 100 dólares ante el recrudecimiento de la violencia en Nigeria, las tensiones geopolíticas desatadas tras el asesinato de Benazir Bhutto la semana pasada y el temor a que las reservas de crudo en EEUU muestren mañana un descenso mayor del previsto.

El precio del petróleo de Texas, de referencia en Estados Unidos, marcó hoy un máximo histórico al tocar los cien dólares por barril (159 litros) hacia la media sesión de la primera jornada de negociaciones del año.

Ese precio es cuatro dólares superior a los 96 a los que el crudo estadounidense cerró 2007, un año en el que, en conjunto, el barril de Petróleo Intermedio de Texas subió un 57% en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex).

Por su parte, el precio del barril de crudo Brent, de referencia para Europa, cotizaba a 97,47 dólares tras el cierre de las bolsas del Viejo Continente, tres dólares por encima del precio de apertura de la sesión.

Tensiones geopolíticas

En las últimas horas se ha producido una escalada de las tensiones en Nigeria entre tropas gubernamentales y paramilitares que han atacado diversos objetivos localizados en el área petrolera de Puerto Harcourt, causando varias víctimas mortales.

Los ataques realizados por diversos grupos de milicianos durante los dos últimos años provocaron un acusado descenso del volumen de la exportaciones de petróleo nigeriano, lo que ha supuesto una presión añadida al encarecimiento del crudo, puesto que Nigeria es el primer exportador africano.

Asimismo, se mantienen las tensiones geopolíticas en la frontera entre Irak y Turquía entre tropas otomanas y los rebeldes kurdos del PKK que se refugian en la región Norte de Irak y que ya ha motivado varias incursiones de fuerzas turcas en territorio iraquí. Además, el asesinato de la líder opositora pakistaní Benazir Bhutto la semana pasada ha incrementado la incertidumbre en la región.

Por otro lado, el Departamento de Energía de Estados Unidos publicará mañana los datos semanales de reservas de crudo y gasolina que la semana anterior defraudaron las expectativas del mercado al sufrir un descenso de 3,3 millones de barriles de petróleo.