Mercado de Valores

Las participaciones por encima del 3% serán públicas desde hoy

El real decreto que desarrolla la Ley del Mercado de Valores en relación de los requisitos de transparencia entra hoy en vigor con la reducción del umbral mínimo de comunicación de una participación significativa desde el 5% actual hasta el 3%.

El 3% será, a partir de la entrada en vigor del nuevo Real Decreto sobre Transparencia, el porcentaje de referencia para comunicar participaciones significativas en empresas cotizadas, pues hasta ahora no existía la obligación de desvelarlas hasta alcanzar el 5% del capital.

El real decreto aún permite a los inversores un plazo adicional de 15 días bursátiles, a contar desde hoy mismo y hasta el 16 de enero, para notificar el porcentaje de derechos de voto que ya poseen. A partir de este citado 16 de enero, el accionista que compre o venda acciones que le atribuyan derechos de voto de un emisor que superen o se reduzcan por debajo de los umbrales del 3%, 5%, 10%, 15%, 20%, 25%, 30%, 50% y 75% deberá notificar al emisor de las acciones y a la CNMV la proporción de derechos de voto resultante.

Las participaciones significativas deberán comunicarse a la CNMV y al emisor de las acciones en un plazo máximo de cuatro días de negociación 'a contar desde el día siguiente al que la persona obligada haya conocido o debiera haber conocido la adquisición o transmisión de las acciones o la facultad de ejercer los derechos de voto correspondientes'.

En opinión del socio del bufete Allen & Overy, Íñigo Gómez-Jordana, con la nueva norma aflorarán un buen número de participaciones significativas 'que hasta ahora estaban ocultas, porque llegar al 5% del capital de una sociedad era muy difícil. La regulación dará más transparencia y más confianza al mercado'. Otra de las novedades de la norma se refiere a la autocartera. A partir de ahora, las empresas deberán informar a partir del 1% del porcentaje de derechos de voto que posea de autocartera. El socio de Allen & Overy apunta que una de las novedades más significativas está ligada a los derivados sobre acciones. 'Muchos de estos instrumentos, que pasaban casi desapercibidos para el mercado, a partir de ahora van a salir a la luz'.

La obligación de informar se aplicará también a toda persona que posea, adquiera o transmita instrumentos financieros que atribuyan derechos de voto en un determinado plazo. De todos modos, los derechos adquiridos vía derivados se comunican de forma independiente del porcentaje de capital: un inversor puede tener el 2,9% de las acciones más el 2,9% de los derechos de voto vía derivados y no declarar nada.

Cadenas de compradores

El Real Decreto establece además que la notificación de participaciones significativas deberá incluir cuestiones como la identificación del emisor al que se refiere la participación, la situación resultante en derechos de voto, la cadena de entidades controladas, en su caso, a través de las cuales se ejercen efectivamente los derechos de voto, la fecha en la que el porcentaje fue traspasado o alcanzado y la identidad del accionista.

Además, el inglés gana protagonismo en las operaciones empresariales, ya que las personas obligadas a comunicar participaciones significativas podrán notificarlas 'en una lengua habitual en el ámbito de las finanzas internacionales', y el emisor que reciba notificaciones en esta lengua no estará obligada a traducirlas al castellano.

En las opas las compras se comunican desde el 1%

En el caso de que una empresa sea objeto de opa, los accionistas que adquieran acciones que les proporcionen derechos de voto deberán comunicar esa compra al alcanzar el 1% del capital social. Hasta ahora la obligación de notificar sólo se adquiría al alcanzar el 5% del capital social de una empresa objeto de oferta pública de adquisición de acciones. Además de notificar las compras de una sociedad objeto de opa al alcanzar el 1% del capital social, los accionistas que ya tuvieran el 3% de los derechos de voto en esa empresa están obligados a notificar cualquier operación que implique variaciones en ese porcentaje.

El socio de Allen & Overy, Íñigo Gómez-Jordana, explica que esta nueva transparencia favorecerá a las opas. 'Ahora te podías encontrar de repente con alguien con una participación muy fuerte que dificultase la opa', afirma.