Servicios funerarios

Santa Lucía adquiere la funeraria argentina de Funespaña por 10 millones

El sector de los servicios funerarios atrae cada vez más a la industria aseguradora. La compañía Santa Lucía, líder en el ramo de pólizas de decesos, ha cerrado la adquisición de los cementerios y funerarias que Funespaña tiene en Argentina. La operación, valorada en 10 millones de euros, se materializará a través de una opción de compra.

La empresa adquirida, Funarg, cuenta con tres camposantos en propiedad (dos en Buenos Aires y otro en Rosario), 22 funerarias y 323 trabajadores, y formaba parte de Funespaña desde 2001.

Mapfre, la primera aseguradora española por volumen de primas, también tiene alguna presencia en el sector de decesos en América Latina. En Lima, la capital de Perú, cuenta con un moderno cementerio.

En España, la legislación del sector asegurador prohíbe a las firmas del ramo prestar servicios funerarios o tomar participaciones en empresas vinculadas con los fallecimientos. Eso, a pesar de que el 68% de los óbitos que se producen en el país están intermediados por compañías de seguros.

La integración vertical de los servicios de traslado, tanatopraxia, velatorio, inhumación o sepelio, están en el punto de mira de las entidades españolas. De hecho, en algunas pequeñas localidades las aseguradoras también controlan los servicios funerarios, apuntan fuentes del sector.