Directivos

El alquiler de vivienda entra en la retribución flexible

Incertidumbre total sobre cómo serán las revisiones salariales de 2008

En Campofrío están estudiando incorporar el alquiler de la vivienda dentro del abanico de productos que compondrán la retribución flexible de la compañía. 'Tenemos que echarle imaginación y buscar alternativas que puedan favorecer la compensación de los profesionales', señala el director de recursos humanos, Eduardo López Luna.

Las ventajas fiscales que ofrece el alquiler de una vivienda si se gestiona a través de la empresa puede ser un gran atractivo, sobre todo para los más jóvenes de la plantilla, y puede convertirse en una herramienta de retención importante. Así lo cree María Luisa Oliva, responsable de retribución flexible de Mercer. 'Tiene gancho para los profesionales más jóvenes. Las empresas que lo están empezando a ofrecer, entre ellos Campofrío y bufetes de abogados, nos dicen que está teniendo un éxito arrollador', señala esta consultora, que esta semana participó en una jornada sobre Las empresas ante la revisión salarial 2008, organizada por la APD (Asociación para el Progreso de la Dirección), HayGroup y Mercer.

Oliva explica las ventajas fiscales que presenta el alquiler de la vivienda si se hace a través de la empresa y se imputa como pago en especie. La valoración será el importe que resulte de aplicar el 10% sobre el valor catastral de la vivienda, salvo en el caso de inmuebles cuyos valores catastrales hubieran sido revisados o modificados y entrado en vigor a partir de enero de 1994, en cuyo caso, el porcentaje aplicable sobre el valor catastral sería del 5%. Si a la fecha de devengo del impuesto, habitualmente el 31 de diciembre, la vivienda careciera de valor catastral o éste no hubiera sido notificado al titular, la valoración de la retribución en especie será del 5%, pero del 50% del valor por el que deba computarse a efectos del impuesto sobre patrimonio. æpermil;ste último valor sería el mayor de los siguientes: valor o precio de adquisición y valor comprobado por la Administración a efectos de otros tributos. La valoración resultante no podrá exceder del 10% de las restantes contraprestaciones del trabajo. 'Lo único que debe existir es un contrato de alquiler entre el arrendador y el arrendatario, y hay muchos alquileres en los que no existe esa formalización', señala Oliva, quien asegura que ya queda lejos dentro de las empresas la política del salario fijo.

'Después del cuánto y el cómo pago hay que hablar de la satisfacción del empleado. La tendencia es redistribuir una parte monetaria y otra en productos, de manera que se adapte la estrategia retributiva a las necesidades de cada profesional', afirma la consultora, que asegura que existen unos diez productos con atractivo por su exención fiscal por todo o parte de su coste. 'Añadimos la posibilidad de que el salario disponible de cada empleado sea más elevado'.

Lo cierto es que las compañías ya están diseñando herramientas atractivas de cara a la revisión salarial del próximo año. En Campofrío están teniendo en cuenta las sugerencias de algunos empleados, en cuanto a la posibilidad de ofrecer renting para un segundo coche, pero además están valorando la ampliación a 60 personas más la oferta de retribución flexible, donde ya se ofrece a cerca de 200 profesionales una serie de productos como el pago de guardería, vales de comida, ordenadores, plan de ahorro o cursos de formación. 'También estamos estudiando ofrecer ADSL con la oferta de los ordenadores', señala López Luna.

Por su parte, José Juan Berlanga, director de compensación corporativa de BBVA, asegura que la entidad 'ha diseñado una política retributiva dinámica, que no sólo premia en función de los resultados individuales sino también en función de los resultados del grupo'.

'Nadie sabe qué ocurrirá'

En el mes de septiembre, HayGroup realizó una valoración de subidas salariales para 2008 del 4%, 'pero este porcentaje a día de hoy se ha quedado corto', afirma el presidente de la consultora, José Ignacio Arraiz. El IPC se ha situado en el mes de noviembre en el 4,1%. 'Nadie sabe qué ocurrirá', afirma. La incertidumbre en cuanto a la revisión salarial es total. El pasado miércoles, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, pidió a los empresarios y sindicatos que no suban los sueldos en función del IPC actual, ya que se trata de un dato 'transitorio'. En la misma línea, Arraiz señala que 'la inflación es puntual, el petróleo no creo que vuelva a subir y las subidas deberán ser moderadas, debido a la incertidumbre que existe en determinados sectores, como la construcción'.