Bolsas

La euforia de Wall Street sólo dura unas horas

Las Bolsas vivieron otra sesión frenética de la mano de los bancos centrales. Los parqués caían con fuerza hasta que cinco bancos anunciaron que actuarán como un bloque para evitar la extensión de la crisis. El Ibex subió hasta rozar los 16.000 puntos, pero cerró el 0,19% a la baja. En Wall Street la euforia inicial se disipó pronto, aunque todos los índices cerraron en positivo.

Faltaban dos minutos para las tres de la tarde y el Ibex caía un 1,04%. Cuatro minutos más tarde, el índice español ganaba un 0,1%. Entre un dato y otro se sitúa el anuncio de la concertación de la Fed, el Banco Central Europeo y otros tres bancos centrales para paliar la crisis con inyecciones de liquidez y líneas de financiación cruzadas en divisas.

Antes de conocerse la noticia, los mercados sufrían correcciones debido a las pérdidas, superiores al 2%, que cosechó Wall Street en la sesión anterior. Unas caídas que evidenciaban que la rebaja de 25 puntos básicos de los tipos en EE UU no era suficiente para animar un mercado inquieto por las dudas acerca del alcance real de las turbulencias financieras.

En este escenario turbulento, el Ibex sigue coqueteando con los máximos. Ayer, llegó a situarse en los 15.977,60 puntos, rozando el máximo que marcó el pasado mes de noviembre, si bien al cierre se dejó un 0,19%, hasta 15.860. Con todo, en lo que va de año el índice español gana un 12,11%. Sólo el Dax alemán ha obtenido mejores resultados en Europa.

El gráfico de la sesión de ayer en el resto de Bolsas europeas es clónico: Todas sufrieron una fuerte revalorización tras el anuncio de colaboración entre banqueros centrales, aunque la mayoría, al contrario que el Ibex, cerró en positivo. El Dax alemán ganó un 0,83%, Londres subió un 0,35% y, en Francia, el Cac 40, se apuntó un incremento del 0,32%.

En Estados Unidos, como en Europa, la inyección de liquidez anunciada derivó en fuertes subidas en Wall Street que, a media que avanzó la sesión, se atenuaron. El Standard & Poor's, aunque llegó a entrar en pérdidas, acabó con subida del 0,6%.

La decisión también dejó preocupados a algunos analistas porque denota que el efecto pernicioso de la crisis subprime está lejos de desaparecer. Como apunta, Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros, eso provoca un aumento de la incertidumbre sobre la política monetaria y la capacidad de las empresas para obtener beneficios: 'Prevemos una tendencia moderadamente alcista para 2008, aunque dependerá de los resultados'. Además, Wall Street asumió que, con esta decisión, las perspectivas de caída de tipos el próximo año son menores.

El euro se mantiene en máximos

En el mercado de divisas, la decisión de los bancos centrales de aumentar la liquidez tuvo escasas consecuencias, y no generó los nerviosos movimientos registrados en Bolsa y renta fija. La divisa europea se cambiaba a 1,47 dólares, cerca del máximo que marcó el 26 de noviembre. Ello continúa preocupando a analistas y empresarios por las consecuencias en la balanza exterior de la UE. Desde Morgan Stanley esperan que la apreciación del euro frente al dólar se detenga en los próximos meses.

Los bonos se desploman en EE UU

El precio de los bonos con vencimiento a corto plazo en Estados Unidos sufrió su mayor caída en tres años después de que se anunciara la intervención de la Reserva Federal en el mercado monetario. El mercado entendió que las posibilidades futuras de bajada de tipos se reducían según la Fed opta por mecanismos de liquidez alternativos. El precio del bono a diez años también cayó y alcanzó un rendimiento del 4,08%. En España, el bono a diez años siguió aumentó su rendimiento hasta el 4,451%.

La mayor alza del Brent desde enerola enfermedad

El petróleo regresó a los 90 dólares y el Brent cerró sobre los 93,34 dólares tras ganar un 3,72%, la mayor subida desde enero. Algunas voces achacan el incremento a la caída de los inventarios estadounidenses de crudo que se situaron en su nivel más bajo desde marzo de 2005. Otros apuntan a la intervención de los bancos centrales en el mercado. En declaraciones recogidos por Reuters, Kyle Cooper, director de investigación de IAF Advisors, sostiene que la subida se debe en mayor parte a la decisión de la Fed.