Bolsas

Cierre plano, a la espera de la Reserva Federal

A la espera de la decisión que adopte hoy la Reserva Federal sobre los tipos de interés, los inversores ignoraron las malas noticias que llegaron al mercado en una sesión de escasas variaciones. El Ibex subió el 0,08%, en su segundo día al alza, para concluir en los 15.832,7 puntos en un día en el que la debilidad de las eléctricas se vio contrarrestada por la banca y el tirón de Sogecable (+7,5%), FCC (+2,6%) y Gamesa (+2,2%).

En el resto de Europa las ganancias oscilaron entre el 0,2% que se anotó el Footsie y el 0,56% del Cac, índice donde dominó la escalada de Lafarge (+13%), empresa que se vio premiada por la adquisición de Orascom Cement por 8.800 millones de euros.

La banca fue otra protagonista. Poco importó a los inversores que UBS reconociera que probablemente entrará en pérdidas este año tras verse obligado a asumir unas pérdidas de 6.800 millones de euros por la crisis subprime. Al mismo tiempo el banco anunció ventas de bonos convertibles en Singapur y Oriente Próximo por 7.600 millones de euros, noticias sirvieron de revulsivo al sector, al entender el mercado que el sistema no está tan enfermo si aún puede asumir nuevo papel.

En Wall Street, los inversores tampoco quisieron hacer grandes apuestas antes de conocer hoy si finalmente la Reserva Federal baja los tipos de interés un cuarto de punto hasta el 4,25% tal y como espera el mercado. El Dow Jones subió el 0,74% y el Nasdaq, un 0,47% en un día en el que el repunte inesperado viviendas pendientes de venta agradó.

Tropezón eléctrico

La nueva regulación anunciada por el Gobierno para el cobro de derechos de CO2 no gustó al mercado. El sector cayó en bloque con los principales castigos para Unión Fenosa (-2,87%), Enagás (-2,6%), Iberdrola (-2,27%) y Red Eléctrica (-2,2%).