æscaron;ltima

Corta, pega y gana vuelos gratis con las tradicionales cartillas

Air Comet crea en Chile un programa de puntos aéreos con un sistema primitivo de fidelización

Corta, pega y gana vuelos gratis con las tradicionales cartillas
Corta, pega y gana vuelos gratis con las tradicionales cartillas

La compañía aérea del grupo Marsans, Air Comet, ha desenterrado el más ancestral de los sistemas de fidelización de clientes, la cartilla de sellos que popularizaron en la segunda mitad del pasado siglo firmas de distribución como Spar, para desmarcarse y a la vez competir con los programas de puntos de otras compañías aéreas. La iniciativa de fidelización se denomina 'Pega y gana' y ha sido puesta en marcha a modo de prueba piloto en la filial latinoamericana del grupo, Air Comet Chile.

Desde el pasado mes de octubre y hasta el próximo 31 de enero la empresa vinculada a los empresarios españoles Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz reparte en todos sus vuelos domésticos en el país austral y en las agencias de viajes hasta 60.000 impresos cada semana que hacen las funciones de cartilla. El impreso es de color verde (distintivo de Air Comet) y en él, junto a una detallada explicación de cómo se usa, aparecen las casillas en las que deberán pegarse los resguardos de siete tarjetas de embarque que un único usuario ha debido utilizar durante el periodo de tiempo que dura esta promoción piloto. La fidelidad y constancia de los clientes se recompensa con un billete gratis para el octavo vuelo.

La idea de recuperar la tradicional cartilla que el consumidor asocia con los establecimientos de productos para el hogar y alimentación, se le ocurrió a Enrique Meliá, el CEO y Gerente General de Air Comet Chile. En su opinión, a los usuarios de una compañía aérea que vuela a todo lo largo de la dilatada y estrecha geografía chilena, (siendo el avión el medio de transporte principal dadas las largas distancias) les es mucho más comprensible y directo el concepto de fidelización o premio que aporta una cartilla, que las más abstractos e incomprensibles tarjetas de puntos. 'El cliente tiene todos los elementos en su mano para, poco a poco a base de volar y pegar, acercarse al objetivo de conseguir un vuelo gratis. Nosotros, además les garantizamos que tendrá su plaza sin coste, siempre que exista disponibilidad, y no ponemos ninguna otra condición. Otras empresas exigen hacer 13 vuelos para regalar uno'.

Enrique Meliá lleva poco más de un año al frente de la filial chilena de la nueva aerolínea del grupo Marsans. Ahora ha adquirido también importantes responsabilidades en Aerolíneas Argentinas. Podría denominársele como el 'ejecutivo para misiones complicadas' del grupo que encabezan Pascual y Díaz. Con anterioridad ya le fueron encomendadas tareas de choque en Spanair y en la empresa de handling Newco. En su aventura americana, encontró a una alicaída filial que arrastraba el nombre de Aerolíneas del Sur y en poco tiempo ha sabido transformar no sólo el nombre (ahora se llama Air Comet Chile), sino también su espíritu. Ha logrado desbancar del segundo lugar en el tráfico doméstico chileno a Sky y se ha convertido en un incomodo competidor para la toda poderosa LAN.