Dirección

Roverato asume todo el poder en Eiffage

El director general de Eiffage, Benoît Heitz, ha dimitido de su cargo, oficialmente por razones personales, y ha sido provisionalmente sustituido por el presidente del grupo francés, Jean-François Roverato, mientras se busca un candidato.

En un comunicado, Eiffage señaló que Heitz ha renunciado a sus cargos de administrador y de director general de la empresa 'por conveniencia personal'.

El consejo de esta compañía de concesiones y construcción, en la que el primer accionista es el español Sacyr, decidió el viernes por la mañana que Roverato acumule las funciones que ya tenía de presidente con las de director general.

La comisión de nombramientos y remuneraciones 'dirigirá el proceso de selección del futuro director general', señaló Eiffage en el comunicado.

Fuentes de la empresa -número tres del sector en Francia- precisaron que no hay fecha para la designación de un nuevo responsable ejecutivo del grupo y que el consejo 'tomará el tiempo necesario'.

Puntualizaron que, en cualquier caso, Roverato 'no tiene vocación de mantenerse' como director general, y que el plan es seguir con la estructura bicéfala existente hasta ahora.

El consejo de Eiffage agradeció a Heitz, de 43 años, 'las tareas cumplidas' durante los 20 años que ha estado en la compañía donde, entre otras cosas, dirigió las filiales de Alemania y Polonia.

Roverato, nacido en 1944, entró en Eiffage en 1975 (entonces la empresa se llamaba Fougerolles) y acumuló las dos funciones que ahora vuelve a tener desde 1987 hasta abril de este año, cuando puso como responsable ejecutivo a Heitz, su mano derecha.

Contencioso

Heitz accedió al primer puesto ejecutivo de Eiffage casi al mismo tiempo que el contencioso con Sacyr subió de tono. Sacyr presentó una opa sobre Eiffage el pasado 19 de abril. El enfrentamiento judicial finalizará su fase de declaraciones el próximo día 20.