Salida a Bolsa

Frío estreno de Rovi en el parqué

Laboratorios Rovi ha salido a Bolsa sin éxito. Debutó con un descenso del 1,56%, pese al apoyo de los bancos colocadores. Juan López-Belmonte, presidente de la compañía, está convencido de que terminará subiendo.

Fría estreno de Rovi en el parqué
Fría estreno de Rovi en el parqué

El ambiente amigable que acompañó el estreno en Bolsa de Laboratorios Rovi en el parqué madrileño no tuvo efecto entre los inversores. La compañía cerró a 9,45 euros, un 1,56% por debajo de los 9,60 euros a los que debutó. Su estreno es el segundo peor del año tras el de Renta 4 (-7%). El escaso interés que generó el valor se midió también con el volumen de negocio. Se contrataron 5 millones de acciones, el 28,8% de lo que ha sacado al mercado. La farmacéutica cerró con una capitalización de 472,50 millones de euros.

El noveno debut de la Bolsa española fue débil desde el primer minuto. Rovi se inició como empresa cotizada marcando un primer precio a 9,50 euros (-1,04%). En ese momento el Ibex apuntaba una ligera tendencia al alza. Los títulos llegaron a bajar a un mínimo de 9,21 euros, que suponía un descenso del 4,06%.

Los coordinadores globales de la OPV, UBS y Morgan Stanley, intentaron impulsar el valor, pero no hubo remedio. Compraron 1,9 millones de acciones netas. Banesto fue el más vendedor, con 1,2 millones de títulos netos. UBS ha sido elegido como agente estabilizador de la cotización.

Pese a todo, el balance negativo del primer encuentro de Rovi con los particulares, ya que ha sido una colocación exclusivamente entre fondos, parece no preocupar a su presidente. Juan López-Belmonte aseguró a los medios de comunicación allí presentes que ni siquiera había seguido la cotización en los primeros minutos. 'No es el momento apropiado para salir a Bolsa. Pero no me preocupa, hay que afrontarlo. Somos un valor refugio, sólido, y subiremos', dijo. López-Belmonte recordó a los asistentes al debut bursátil la fortaleza del sector. 'Yo no conozco ninguna farmacéutica que haya presentado suspensión de pagos en los últimos años', manifestó.

El presidente de Laboratorios Rovi, propietario al 100% de la compañía antes de la OPV, ha vendido el 37,78% del capital (17,3 millones de acciones), sin tener en cuenta la opción que tienen reservada los bancos colocadores (green shoe). Con este porcentaje el ejecutivo ha obtenido unas plusvalías de 166 millones de euros. 'De momento no sacaremos más a Bolsa', aseguró López-Belmonte, que está convencido de que el mejor camino que tienen las empresas que quieren continuar su proceso de expansión es el de salir a cotizar. 'Estamos presentes en varios países, pero vender en el Reino Unido supone la madurez absoluta de una empresa. Entraremos en Estados Unidos, pero cuando hayamos hecho los deberes en Europa', dijo.

La cartera de la sociedad a finales de septiembre estaba formada por 21 productos, de los que siete están protegidos por patentes, que representaban el 40,8% de los ingresos. El valor cotiza con un PER, veces que el precio de la acción contiene el beneficio, de 43,40 conforme a los 10,9 millones de euros de beneficios en 2006.

Con gratitud a los presentes y ausentes

Mucho traje con poca gomina. El presidente de Rovi y los que acompañaron el estreno en Bolsa de la farmacéutica mostraron un carácter afable y familiar, como el de una empresa de estas características. Juan López-Belmonte hizo un discurso sencillo, sin papel en mano y sin atril. Sus palabras estuvieron llenas de agradecimiento para los bancos colocadores, al sector médico, a los laboratorios, a los bancos colocadores, a la CNMV... Y también hubo memoria para los ausentes. 'Cuando he puesto la mano en la campana virtual he tenido muchos recuerdos, de alegría y de tristeza, por el fallecimiento ayer de uno de nuestros directivos', dijo.