Salida a Bolsa

Renovables fija en siete euros el precio máximo de la OPV

La demanda de Renovables ha superado la oferta en 3,2 veces en el tramo minorista y de empleados, y en 3,3 veces en el institucional español. De momento, el precio máximo se queda donde estaba, en los siete euros

Iberdrola ha fijado en siete euros el precio máximo que pagarán los pequeños inversores por las acciones de su filial de renovables en la salida a Bolsa. Este precio es el más alto de la banda orientativa anunciada en el folleto de colocación de Renovables. A este nivel, la valoración de la empresa es de 29.600 millones de euros, y el PER 2006 de 115,5 veces.

Los colocadores anunciaron también ayer que la demanda de minoristas y empleados -que tienen preferencia en la adjudicación de acciones- ha superado en 3,2 veces la oferta de este tramo, al que se ha destinado el 20% del total de los títulos puestos en venta.

Tomando el precio medio de la banda orientativa, 6,15 euros, eso supone 491 millones de acciones. Si se considera una petición media de unos 6.000 euros -la de Criteria rondó esa cifra-, el número total de aspirantes a accionista rondaría el medio millón. Con estas cifras, y a siete euros por acción, todos los accionistas recibirían títulos, pero apenas quedarían valores para repartir una vez distribuida la petición mínima de 1.500 euros (214 acciones). Si, como planteaba el folleto, se agota la parte de oferta dedicada a quienes son ya accionistas de Iberdrola -el 20% del tramo minorista-, los inversores ordinarios sólo recibirían 1.500 euros más el 3,5% de la demanda no satisfecha. En el improbable y extremo caso de que este tramo no se cubra en absoluto, se llegaría al 10% adicional. Queda por ver, en todo caso, la demanda final, después de revocaciones y de filtrar órdenes duplicadas.

IBERDROLA 9,45 0,49%

El tramo de los cualificados españoles, a los que se adjudicó el 15% del capital, la oferta ha sobrepasado en 3,3 veces la demanda. Aún no hay datos definitivos de la marcha del institucional extranjero, que acapara el 65% de la colocación. No obstante, fuentes financieras consideran que se ha cubierto con fuerza. Pero con las peticiones que Iberdrola ya cuenta en los otros tramos, la colocación está asegurada, si bien no es previsible ahora trasvases entre ellos.

Hoy aún se pueden pedir acciones, pero es casi imposible que se obtengan títulos. Quien haya pedidos acciones, por su parte, puede revocar su mandato antes del día 7.

El precio definitivo se fijará el día 11 de diciembre, cuando se determine el precio de colocación a los inversores institucionales. El que paguen los minoritarios será este mismo precio, a no ser que esté por encima de los citados siete euros. En este caso, se pagarían siete euros.

De cualquier modo, la transacción se decanta como el estreno más voluminoso de la historia de la Bolsa española. El número de acciones que inicialmente se ofertan en esta operación representa el 18,18% del capital, aunque se elevará al 20% en el caso de que se ejercite en su totalidad el green shoe.

Objetivos y compromisos de la oferta de suscripción

Reducir deuda. Una de las metas es la obtención de ingresos que permitan reducir casi a cero el endeudamiento de la compañía que, a 30 de septiembre, se elevaba a 3.750 millones de euros, la mayor parte con el grupo. A partir de ahí, se considera que Renovables se situará en mejores condiciones para lograr buenas calificaciones crediticias, cara a obtener dinero del mercado para afrontar el plan de inversiones.

Remuneración La empresa destinará entre el 20% al 25% de sus beneficios a pagar dividendos. Porcentaje no elevado, pero propio de un valor de crecimiento.

Rovi se estrenará mañana en Bolsa a 9,6 euros

El presidente y propietario de Laboratorios Rovi, Juan López-Belmonte, apuró ayer hasta última hora el anuncio del precio definitivo de la oferta pública de venta (OPV) de la compañía, que finalmente quedó fijado en 9,6 euros por acción. La empresa debutará mañana en el parqué.

El precio definitivo se sitúa en la parte baja de la banda de precios orientativa, que era de 9,20 a 10,60 euros. El precio supone valorar la compañía en unos 480 millones de euros. Dado que la empresa obtuvo en el años pasado unos beneficios del 10.9 millones, con esa valoración el PER (la relación entre el precio de las acciones y el beneficio) se sitúa en 43,8 veces; para hacerse una idea, más del triple del promedio del Ibex 35. La OPV afecta al 34,78% del capital de la empresa, a lo que hay que añadir el green shoe -la opción de compra reservada a los bancos coordinadores de la operación UBS y Morgan Stanley-. Si se ejercita, la colocación se elevará al 40% de las acciones. Esta oferta se ha dirigido sólo a inversores institucionales. La empresa se ha comprometido a dedicar entre el 30% y el 40% de sus beneficios a pagar dividendos. Rovi se une a otras farmacéuticas que cotizan en Bolsa: Faes, Zeltia, Grifols y Almirall, la última del sector en aterrizar en el mercado bursátil, que, además, capitaliza el mejor estreno bursátil de este año, con una revalorización acumulada del 14%.