Formación

Santander y Telefónica se vuelcan en la universidad digital

Colaboran con los campus para que se adapten a los retos europeos

El año clave es 2010. Será cuando las universidades españolas tendrán que haber adaptado sus estudios superiores a las nuevas exigencias, pactadas en Bolonia, para la creación del Espacio Europeo de Educación Superior. Con el fin de acelerar el proceso y dar una solución tecnológica a los retos que afrontan los rectores españoles, ocho universidades públicas, la Oficina de Cooperación Universitaria (OCU), Banco Santander, Telefónica y Universia firmaron ayer un acuerdo. Los firmantes prevén que en el futuro, la universidad posiblemente cambiará, entre otros, el concepto de enseñanza por aprendizaje, centrada en el profesor, por una mayor orientación hacia el estudiante, asumiendo así los nuevos conceptos derivados de la administración digital, así como nuevas formas de comunicación y trabajo cooperativo.

Además del objetivo anteriormente citado, se persigue garantizar el acceso de los ciudadanos a la administración universitaria y romper las tres barreras de acceso a la universidad, como son el espacio, el tiempo y el dinero.

Según el presidente de Santander, Emilio Botín, la sociedad hoy día no se entiende sin las nuevas tecnologías e internet, 'que nos ofrecen horizontes difícilmente abarcables y que hace sólo unas décadas eran inimaginables'. Añadió que esta revolución está provocando cambios importantes en la sociedad, 'en la manera en la que se imparte la enseñanza, en el desarrollo de la investigación, en su difusión y en el día a día de la gestión universitaria'. Esta sociedad del conocimiento, 'impone a las universidades incorporar las nuevas tecnologías a su actividad'.

A las universidades españolas 'les queda mucho camino por recorrer e importantes carencias que superar'

Botín afirmó que a las universidades españolas 'les queda mucho camino por recorrer e importantes carencias que superar', sobre todo porque 'el proceso se acelera internacionalmente y otros van más deprisa'. Sobre el acuerdo, el presidente de Santander destacó que se trata de una iniciativa orientada a la identificación de propuestas concretas de mejora de la actividad universitaria, a través de la aplicación de las llamadas tecnologías de la información y la comunicación, e impulsar su puesta en funcionamiento. Por su parte, el presidente de Telefónica, César Alierta, señaló que la compañía está desarrollando un nuevo portfolio de soluciones integrales que permitan a las universidades dar respuesta a los nuevos retos.

Como primer paso, se constituirá un Comité Científico Académico, formado por los máximos expertos en la materia de cada institución representada en el convenio, que trabajará en la definición de la solución necesaria para la universidad. El fruto de su trabajo quedará recogido, en el inicio del curso 2008-2009, en el Libro Blanco de la Universidad Digital 2010.

Las universidades aportarán su conocimiento, aplicarán estos resultados y quedarán constituidas como centros de excelencia. Simultáneamente se lanzará el portal www.universidaddigital2010.es, que servirá como foro de información, debate y discusión para todas las universidades y entidades interesadas. La intención última es hacer extensivos los resultados de este trabajo a todas las universidades de España y de América Latina.