Movimientos corporativos

Iberia 'toma nota' de la propuesta de compra del consorcio liderado por Gala Capital

Las acciones de la aerolínea estaban siendo castigadas hoy por la posibilidad de que esta opa no se llevara a cabo debido a la toma de participación por parte de Caja Madrid en el capital de la aerolínea.

Iberia ha aprobado estudiar ¢próximamente y en profundidad¢ la solicitud de Gala Capital sobre el acceso a la información fiscal, operativa, legal y contable de la aerolínea, informó hoy la aerolínea a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En su sesión ordinaria de hoy, el consejo de Iberia señala haber ¢tomado nota¢ de la comunicación realizada por el fondo de capital riesgo español sobre la posibilidad de opa por el 100% de las acciones de Iberia.

Gala Capital está respaldada por el ex presidente de Fadesa Manuel Jove, y la empresaria Alicia Koplowitz. También apoyarán la propuesta varias cajas de ahorro regionales que podrían estar encabezadas por la BBK, presidida por Xabier de Irala, además del presidente de Globalia, Juan José Hidalgo.

El mercado descontaba hoy precisamente lo contrario. Los títulos de Iberia son presa de la volatilidad ya que el mercado ve como la aerolínea no va a ser objeto de una nueva opa. Los expertos creen que la oferta de Gala no llegará a lanzarse, al menos en el corto plazo, tras el aumento de participación por parte de Caja Madrid.

Según explica Banco Urquijo, el papel de Caja Madrid en la aerolínea ¢la convierte cada día más en pieza clave en el proceso de venta de la aerolínea¢, sobre todo por su vocación de permanencia. La caja que preside Miguel Blesa se reafirma como primer accionista de Iberia con un paquete accionarial del 23,4%. La posición no será firme hasta el próximo miércoles ya que el resto de los socios del núcleo duro de Iberia tienen derecho de tanteo sobre los paquetes vendidos y pueden ejercerlo en el plazo de una semana con posterioridad a su comunicación. Entre estos se encuentra British Airways. Sin embargo, fuentes de mercado creen que la compañía británica no tiene interés en mejorar su posición en la aerolínea española.

La compañía británica parece mantener la misma posición pasiva que le ha caracterizado durante el proceso de venta de Iberia, acuciada por sus problemas internos. Pero ahora la presión que recibe es mucho mayor ya que no tendría sentido que se abstuviera de no ejercer ahora su derecho de tanteo a un precio de 3,6 euros por acción, si tiene previsto después comprar, en una posible opa lanzada junto al grupo de TPG a un precio superior.

Aunque por el momento parece que la aerolínea no va a ser objeto de ninguna opa, Manuel Zayas, de Fortis, cree que esta posibilidad si que puede darse dentro de unos meses. Sin embargo, el analista considera que la posición de Iberia cambiaría y, en lugar de ser objeto de una oferta de compra podría participar en una fusión entre iguales. Lufthansa puede ser una de las compañías que suenen en un futuro como posibles novios para Iberia.

Fortis tiene a la compañía con una recomendación de reducir y un precio objetivo de 3,5 euros por acción, en línea con el consenso de Bloomberg. Las acciones de la aerolínea han cerrado un con un descenso del 4,96%.