Infraestructuras

La Generalitat pedirá bonos gratuitos por el caos ferroviario

La Generalitat liderará la propuesta que comparten sindicatos, usuarios afectados por el caos de Cercanías y asociaciones de vecinos de pedir a Renfe y a Fomento compensaciones por las incidencias 'en forma de bonos gratuitos'. Ayer, tras averiarse un tren en la estación de Plaza Cataluña de Barcelona, se registraron retrasos durante más de tres horas en tres líneas de Cercanías no afectadas por las obras del AVE.

El Gobierno catalán, sindicatos, consumidores y entidades sociales unen fuerzas para exigir compensaciones. El secretario de movilidad de la Generalitat, Manel Nadal, anunció ayer que reclamará a Renfe que compense con abonos gratuitos a los usuarios que se han visto perjudicados por la falta de trenes de Cercanías. Nadal expresó su disposición a impulsar estas iniciativas tras reunirse con los actores que firmaron la pasada semana el manifiesto 'Por un Servicio Ferroviario de calidad'. Así, se comprometido a pedir al Ministerio de Fomento y a Renfe abonos gratuitos para los usuarios habituales de las líneas afectadas (C-2, C-7 y C-10), cuya fórmula se deberá estudiar así como el periodo en el que será válido.

En este sentido, también ha informado que Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña también estudia compensar a sus usuarios, afectados por las mismas obras del AVE. Los usuarios de tren que prefieran reclamar de forma individual compensaciones sufridas, tienen a su disposición, dijo Nadal, la Junta Arbitral de Transporte de la Generalitat, ante la que es necesario acreditar justificantes como billetes y abonos.

Manel Nadal y la comisión de entidades y consumidores acordaron crear dos comisiones de trabajo para realizar un seguimiento del Plan de Mejora de Cercanías de Renfe así como del Plan de Servicios del Transporte público.

Por otro lado, Nadal apuntó que la Alta Velocidad podría llegar en un plazo máximo de dos meses 'después de que se restablezca la circulación en el túnel de Ferrocarriles de la Generalitat'.

La Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer una proposición de CiU (con el respaldo de los grupos de PP y ERC) en la que se insta a Renfe, Adif y Fomento a establecer mecanismos para indemnizar a los afectados por las obras de la llegada del AVE a Barcelona.

La portavoz adjunta de CiU, Sònia Recasens, defendió que esta iniciativa dirigida a crear líneas con las que indemnizar por las pérdidas y daños y perjuicios causados, así como por el lucro cesante generado en los comercios del barrio de Sants.

Por otro lado, una avería mecánica de un tren de la línea C-3 de Cercanías en la estación de Plaza Cataluña de Barcelona causó retraso medios de unos 25 minutos en esta línea así como en la C-1, y la C-4. La avería obligó al tren a quedarse parado en la estación, lo que bloqueó el paso de convoyes en este punto. La incidencia se produjo hacia las 7.50 horas de la mañana e implicó que todos los trenes circulasen por una sola vía en Plaza Cataluña. A las 8.30 horas se solucionó el problema, aunque la normalidad en los horarios no se recuperó hasta pasadas las 11 de la mañana. Otra avería, en este caso en el sistema eléctrico dejó sin luz ni megafonía la estación de Sitges (Barcelona) durante seis horas, aunque el problema no afectó al paso de trenes.

Negativa a un fondo de compensación

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, eludió comprometerse ayer a crear un fondo de compensación económica para los usuarios afectados por los cortes de Cercanías en Barcelona, tal y como reclama ERC.

Durante la sesión de control en el Parlamento, Zapatero argumentó que la 'compensación y la indemnización tienen que tener una respuesta general' para los municipios afectados. El presidente del Gobierno dijo que los 'perjuicios' sufridos por los usuarios 'son de muy difícil concreción económica y de indemnización'.