Tribunales

El fiscal pide 8 años de cárcel para Núñez y De la Rosa por presunta estafa a Hacienda

La Fiscalía ha pedido 16 años de cárcel para el ex jefe de la inspección de Hacienda en Cataluña Josep Maria Huguet; ocho, para el empresario Javier de la Rosa; y ocho años y dos meses de prisión para los constructores Josep Lluís Núñez Clemente y su hijo Josep Lluís Núñez Navarro, respectivamente, por su implicación en la presunta trama de corrupción en la Delegación de Hacienda de Cataluña.

El escrito de acusación pide penas que se elevan a 126 años para 14 acusados, de los cuales cinco han sido funcionarios de Hacienda, por su presunta implicación en cinco grandes operaciones irregulares y varios casos de soborno, consistentes en el pago de cantidades a cambio de no levantar actas fiscales o archivarlas.

Entre otros acusados figuran el ex inspector Manuel Abella (19 años), el abogado Juan José Folchi (12 años) y el candidato de Alianza Popular a la presidencia de la Generalitat en 1984, Eduardo Bueno (4 años). En concreto, José Luis Núñez Clemente, que fue presidente del Fútbol Club Barcelona entre los años 1978 y 2000, está acusado al igual que su hijo, de los delitos de cohecho activo y falsedad en documento oficial, por lo que además de la pena de cárcel se solicitan sendas multas de 2,5 millones.

Sobornos

Los fiscales Fernando Rodríguez Rey y Emilio Jesús Sánchez Ulled detallan que Núñez y su hijo sobornaron al inspector de Hacienda Manuel Abella, para que actuaran de forma 'torcida e ilegal' y orillaran los 'artificios fiscales' del grupo Núñez y Navarro, con lo que ahorraron 13,2 millones de euros en impuestos. Según la acusación, los Núñez sabían que los 'artificios fiscales' que hacían les podían derivar responsabilidades penales, por lo que acordaron 'ganarse la voluntad' del jefe de la unidad regional de inspección, Manuel Abella, y del inspector regional adjunto, Roger Bergua, a los que facilitaron la adquisición de bienes y entregaron cantidades de dinero.

Por su parte, el financiero Javier de la Rosa y su asesor, Juan José Folchi, están acusados de un delito de cohecho activo, uno continuado de prevaricación y uno de falsedad en documento oficial, por comprar a Huguet para que mintiera a su favor.