Inversiones

Gaesco 'absorbe' 40 millones de pérdidas en la cartera de clientes

Gaesco se ha visto atrapada por la crisis de crédito. La sociedad de valores ha provisionado 40 millones de euros para hacer frente a las pérdidas ocasionadas en carteras de clientes por la volatilidad del mercado. El presidente de la sociedad, Joan-Francesc Gelonch, presentó el viernes su dimisión.

Un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores daba cuenta ayer de la dimisión de Joan-Francesc Gelonch como presidente de Gaesco Bolsa y Estubroker, sociedad y agencia de valores, respectivamente, de Gaesco Holding. En esa nota, el grupo de inversión catalán anuncia que comunicará hoy al supervisor la información sobre los estados financieros de Gaesco Bolsa a 31 de octubre, en los que se reflejarán unas provisiones para cubrir pérdidas por importe de 40,63 millones de euros.

Estas pérdidas, mayoritariamente ya materializadas, proceden de cuentas de clientes, 'derivadas de operaciones en productos financieros estructurados como consecuencia de la alta volatilidad en los mercados en los últimos meses', según explica el hecho relevante.

Gaesco añade en dicha nota que la dirección de la sociedad considera que dichas pérdidas serán parcialmente recuperables a 'través de la interposición de las oportunas acciones contra los correspondientes clientes'.

Un portavoz de la firma de Bolsa explicó ayer a este periódico que estos clientes tendrán que hacer frente al compromiso que adquirieron cuando firmaron el contrato del estructurado, pero no quiso dar más detalles al respecto.

Según fuentes del mercado, varios clientes de la sociedad apostaron agresivamente por la subida de las acciones de Aisa y Sovereign Bank a través de estructuras de derivados muy apalancadas, pero las apuestas fueron erróneas y se multiplicaron las pérdidas. Aisa ha perdido un 82% de su valor desde el máximo que alcanzó el 13 de febrero de este año, mientras que Sovereign cae un 57% desde el 20 de febrero de 2007.

Gaesco hubo de asumir las pérdidas en nombre de sus clientes ante la contrapartida que había asumido el riesgo de la estructura, según las mismas fuentes.

Según se desprende de la nota enviada por Gaesco a la CNMV, los clientes no han querido asumir las pérdidas, lo que ha obligado a la sociedad de valores a provisionarlas y a anunciar la interposición de las 'oportunas acciones' contra dichos clientes.

La CNMV levantó ayer al cierre de mercado la suspensión cautelar de las acciones de Gaesco que había suspendido por la mañana. Gaesco Holding cotiza en el segmento de corros de la Bolsa de Barcelona. El último precio lo marcó el 26 de octubre en 79 euros por acción, según datos de la Bolsa de Barcelona.

En la nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Gaesco Holding afirma que los beneficios acumulados consolidados antes de impuestos a 31 de octubre ascenderán a 21,575 millones de euros, en tanto que los de Gaesco Bolsa serán de 8,2 millones de euros, con unos resultados atípicos por enajenación de inversiones financieras por importe de 37,11 millones de euros.

Cómo funcionan los estructurados

Un producto estructurado consta de un activo de deuda ligado a un derivado. Se crea a través de una operación de permuta financiera o swap, en la que el emisor cede el riesgo a una contraparte a cambio de una prima, gracias a lo cual puede crear un producto a medida de sus clientes sin preocuparse por el riesgo. La contraparte, a su vez, adquiere en el mercado los activos necesarios para cubrirse del riesgo. La volatilidad y el comportamiento de los estructurados se ven afectados por variables como el apalancamiento y el riesgo del subyacente del derivado.