Revista de prensa

La cumbre de Santiago

Pocas cumbres iberoamericanas concitaron la atención y las repercusiones regionales e internacionales que tuvo la realizada en Santiago de Chile, y no por las mejores razones. Quedaron frustradas las expectativas de que se alumbraran acuerdos en algunos diferendos bilaterales (...). Además, la agenda prevista terminó desdibujada por el cruce verbal entre el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y su par venezolano Hugo Chávez, más la abrupta reprimenda del rey Juan Carlos que recorrió el mundo (...). Lo cierto es que la cuestión que motivó el duro intercambio (...) poco tenía que ver con el temario de la agenda regional.

La cumbre tuvo como tema central la cohesión social y el esfuerzo que deben hacer los países para disminuir la desigualdad y hubo, en tal sentido (...) algunos anuncios de apoyo financiero por parte del Gobierno español para el desarrollo de infraestructuras (...).

De tal modo, este foro de gobernantes iberoamericanos fue, en esta ocasión, un escenario donde las diferencias, faltas de acuerdo y visiones contrapuestas hicieron más ruido que los acuerdos y procesos compartidos; que también existen y quedaron reflejados en el documento final, pero no encontraron en este caso resultados visibles fuertes respecto de los desafíos que enfrentan la región.

Clarín, Buenos Aires