Bolsa

Hacen falta 300 euros para comprar una acción de CAF

Con 6.000 euros en la mano se pueden comprar hasta 263 acciones de Telefónica y tan sólo 19 de CAF. Comprar una acción de la compañía de ingeniería ferroviaria cuesta ya más de 300 euros, lo que la convierte en la empresa más cara -en términos absolutos- de la Bolsa española. CAF cerró ayer a la altura de 300,45 euros, tras una subida en la sesión del 2,54% y una revalorización en lo que va de año del 120,92%.

Los 300 euros que vale la acción de la compañía sólo son comparables a los 241,9 euros que alcanzaron los títulos de Acciona el pasado 8 de noviembre.

CAF es una de esas pequeñas empresas que está sorprendiendo al mercado, pero que apenas es seguida por los analistas. 'Creo que soy el único en España', afirma César Sánchez-Grande, analista de Ahorro Corporación. En el registro de analistas de Bloomberg aparecen tan sólo dos casas de análisis en el apartado de CAF: Ahorro Corporación e Ibersecurities. Su capitalización es la de una compañía de mediana capitalización: 1.029 millones de euros.

El analista del grupo de las cajas de ahorros tiene una recomendación de compra con un objetivo en 345,6 euros, un 15% sobre el cierre de ayer. 'La tesis de inversión en esta compañía es que pertenece a un sector con una demanda muy fuerte', explica Sánchez-Grande. 'Los Gobiernos nacionales y locales están apostando con mucha fuerza por las infraestructuras ferroviarias. Además es un medio de transporte que apenas contamina y que requiere expropiar menos terreno que si, por ejemplo, hay que construir una autopista', explica.

Sánchez-Grande califica los últimos resultados de espectaculares. CAF obtuvo un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 58 millones de euros, lo que representa un incremento del 183% sobre el mismo periodo del año anterior. La cartera de pedidos del grupo se sitúa en 3.306,1 millones de euros. 'Suponen más de tres años de ventas de la compañía', apunta Sánchez-Grande. 'Nuestras estimaciones se han quedado cortas. Prevemos unas ventas para el conjunto de 2007 de 1.000 millones de euros con un margen neto del 9,3% y un beneficio neto de 90 millones de euros', continúa este experto. 'Eso supone un PER (veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción) de 11 veces, que es muy bajo'.

El analista destaca asimismo el fuerte componente internacional de la compañía. La mitad de la facturación procede del exterior. 'Los proyectos que está llevando a cabo en México son uno de los pilares de crecimiento de CAF', apunta.