Mercados

La banca mediana sube a la espera de operaciones

Los bancos medianos españoles se dispararon ayer en Bolsa tras el fuerte castigo recibido en los últimos meses. Bankinter subió un 4,34%, alentado por nuevos rumores de venta. Junto a Popular y Banesto, fue el mejor registro del Ibex 35.

La banca mediana rompió ayer su mala racha en Bolsa. Tras la fuerte corrección sufrida en los últimos meses que ha llevado sus cotizaciones a la zona de mínimos de hace año y medio, los inversores han dado un respiro a estas entidades, alentados en parte por el regreso de las especulaciones sobre posibles operaciones corporativas en el sector y por la recuperación de los principales bancos europeos.

Bankinter fue la estrella de la jornada, con una ganancia del 4,34%, la mayor del Ibex 35 y la más abultada del valor en un mes. Cerró a 10,10 euros por acción, con un volumen de negocio de cinco millones de títulos, casi el doble de su media diaria en lo que va de año. Los rumores de que el ex presidente de la entidad, Jaime Botín, pudiera estar negociando la venta de su participación del 16% en el banco a Royal Bank of Scotland dispararon su cotización y contagiaron al resto del sector bancario.

Banco Popular y Banesto lograron ocupar la segunda y tercera plaza del Ibex con subidas del 2,8% y del 2,36%, respectivamente. Banco Pastor, otro de los más castigados desde que estalló la crisis crediticia, se apuntó un 4,02%, seguido de Banco Valencia que ganó un 2,78% y Sabadell que avanzó un 0,58%.

La excepción la puso Banco Guipuzcoano, con un descenso del 1,01%. Es, sin embargo, una de las pocas entidades de este grupo que puede presumir de un saldo anual positivo: sus acciones se han revalorizado desde enero un 13,16%.

A pesar del rebote de ayer, los expertos mantienen sus dudas sobre la banca mediana española, ya que consideran que los principales perjudicados por la crisis de liquidez serán aquellas entidades con un negocio menos diversificado como es su caso. 'Todos estamos esperando ver la vuelta del dinero al sector bancario. Puede ser que estemos bastante cerca del suelo, pero éste es aún bastante movedizo', comenta David Navarro, gestor de renta variable de Inversis Banco. La prueba de fuego, según los analistas, será si consiguen vencer en los próximos meses las dificultades para obtener liquidez en los mercado de capitales. 'Por valoración, algunos están ya bastante ajustados, pero habría que asegurarse de que van a cumplir las previsiones de beneficios', explica Navarro.