5d Inversión

El Ibex enlaza siete semanas de subidas y roza el 16.000

La Bolsa española vence al resto de las europeas con una escalada del 15,5% desde los mínimos de septiembre.

Cuando parecía que los mercados estaban condenados sin remedio, la gran mayoría de los expertos vaticinaba un porvenir desolador para la renta variable y una espiral de órdenes de venta anegaba las Bolsas. æpermil;se fue el mejor momento del año para apostar por la renta variable, a tenor de lo acontecido tan sólo siete semanas después. Y, pese a que la crisis crediticia todavía está fresca en la memoria de los ahorradores, las malas noticias no han impedido que la mayoría de los parqués haya experimentado una poderosa recuperación desde los mínimos marcados en verano.

Todos los índices han subido, pero ha habido un claro triunfador: el Ibex 35. Gana ya un 15,53% respecto a los 13.696,9 puntos a los que concluyó el pasado 17 de septiembre, y esta semana, con un alza del 1,41% y tres máximos históricos consecutivos en su haber, ha vuelto a dar pruebas fehacientes de una fortaleza sin igual al cerrar a 15.823,70 puntos. Así, se sitúa a sólo un 1,11% de los 16.000 puntos. Poco le ha importado que el resto de los colegas europeos haya sucumbido a la presión, con retrocesos del 1,25% para el Dax, del 1,28% para el Cac y del 1,96% para el FTSE 100. Ni siquiera ha frenado su euforia la inquietante debilidad de Wall Street, que ha registrado retrocesos semanales en el Dow (-1,53%), y el S&P 500, que ha cedido un 1,67%. El Nasdaq, en cambio, sumó un 0,2%.

De hecho, es al otro lado del Atlántico donde los ecos de la crisis resuenan con más fuerza, de la mano de los bancos de inversión, como Merrill Lynch, que se hundió el viernes un 7,65%, después de que un fatídico informe de Deutsche Bank advirtiera de la posibilidad de que la entidad estadounidense viera obligada a provisionar 10.000 millones de dólares adicionales por pérdidas debidas a activos subprime. La jornada anterior, el jueves, fue Citigroup el que sufrió la furia de los inversores, de tal forma que en dos días ha perdido un 10,2%. Con todo, el viernes al cierre se impusieron los avances en Wall Street, de tal forma que el Dow sumó un 0,2%; el S&P 500, un 0,08%; y el Nasdaq, un 0,56%. La nota positiva la puso el dato de creación de empleo en septiembre, de 166.000 puestos de trabajo, por encima de lo esperado. En cualquier caso, el Ibex 35 ha resistido sin problemas una coyuntura hostil en cuanto al precio de las materias primas, con el petróleo West Texas rondando los 100 dólares por barril y un euro que no encuentra límite para las subidas frente al dólar. El §milagro§ español se debe en parte al tirón de los grandes valores, cuyo peso en el selectivo es muy superior al del resto de los índices del Viejo Continente. ¢El mercado está muy polarizado, con una gran cantidad de empresas que tiene potencial y otras en la que la capacidad de subida es ya muy limitada¢, advierte Víctor Peiró, director de análisis de Caja Madrid Bolsa.

Esta semana, Indra (7,31%), que ha marcado máximos históricos impulsada por un benévolo informe publicado por Banesto Bolsa el pasado día 31 de octubre, Gamesa (4,86%), también en entorno de récord, ACS (3,69%) y Sacyr Vallehermoso (3,69%) son las que han liderado los avances del Ibex 35, si bien los que han ejercido de escudos protectores frente a las bajadas han sido los grandes pesos pesados. De los 219,8 puntos de avance semanal, Santander y Telefónica han aportado 102,13. Antena 3 y Acerinox, con respectivas caídas del 5,19%y del 6,79%, lideran los descensos en las últimas cinco sesiones bursátiles.

Lo cierto es que, pese a la recuperación, los expertos albergan dudas sobre el devenir de la Bolsa en el futuro inmediato. Alberto Espelosín, director de análisis de Ibercaja Gestión, cree que no es momento de adentrarse en el mercado: ¢Lo más probable es que Telefónica se quede bastante parada y que a Santander le cueste trabajo superar el nivel de los 15 euros por título¢. Juan Rey, operador de Ibersecurities, advierte que los últimos datos económicos revelan tensiones inflacionistas que pueden poner en peligro la política de bajadas de tipos, lo que tendría su repercusión en Bolsa. Eso sí, este experto cree que la escalada del Ibex 35 puede continuar, al menos a corto plazo. Por su parte, Javier Barrio, de BPI, señala que ¢es de esperar que el Ibex 35 se comporte peor que el resto de los parqués de aquí a final de año¢.

Los bancos continúan en el ojo del huracán

No todo es alegría en la Bolsa. Es cierto que Banco Santander cotiza cerca de sus máximos históricos y que ha sido una pieza crucial en la recuperación del Ibex 35 desde los mínimos de finales de verano, pero esta situación es la excepción que confirma la regla en el sector. Esta semana, aparte de la sangría que han sufrido varios bancos de inversión al otro lado del Atlántico por el fantasma de las hipotecas subprime, han vuelto a la palestra dudas sobre los beneficios de algunos históricos del sector en el Viejo Continente. Así, Barclays se ha dejado un 11% en las dos últimas sesiones debido a que su exposición al riesgo estadounidense podría ser superior a la de otras entidades del sector. No ha sido, además, la única afectada, pues se han contagiado de la espiral bajista Deutsche Bank, que ha perdido un 5,5% en los dos últimos días, BNP Paribas (-6%), Fortis (-7,7%), e ING (-3,9%), entre otras.

En España, son muy pocos, aparte del banco liderado por Emilio Botín, los que han conseguido resistir las caídas, de tal forma que BBVA cede un 6,14% en lo que va de año, pese al potencial del 17% que le concede el consenso del mercado, y los retrocesos de los bancos medianos llegan a alcanzar el 33,8% de Banco Valencia. Precisamente, Víctor Peiró, desde Caja Madrid, indica que los bancos medianos españoles albergan un gran potencial de revalorización. ¢Hemos valorado los efectos de la crisis y pensamos que a los precios actuales gozan de atractivo, aunque a cambio, eso sí, también tienen más riesgo¢, señala el experto.