Ibex 35

Telefónica y Santander cargan con todo el peso

Los dos valores aportan el 52% de la escalada de la Bolsa española en octubre

Una fotografía en la que no salen, ni mucho menos, todos los que están'. Así es como describe Jesús de Blas, analista de Crédit Agricole Mercagentes, el panorama actual de la renta variable española, en la que los grandes blue chips han preparado una pócima alcista de la que se está bebiendo una jornada tras otra el Ibex 35. Las cifras no dejan lugar a interpretaciones más neutrales, puesto que Telefónica y Santander han aportado nada menos que 678,1 de los 1.314 puntos que se ha anotado el índice desde el cierre del pasado mes de septiembre. Y si a esta cantidad añadimos la contribución de los otros grandes pesos pesados -Iberdrola, BBVA y Repsol- obtenemos que entre los cinco acaparan el 68% de la revalorización en el mes.

Esta peculiaridad española, que no ha tenido posibilidad réplica en el resto de los parqués europeos, vuelve a colocar al Ibex 35 en una posición de vanguardia entre la renta variable del Viejo Continente. Su avance mensual, del 9,01%, deja muy pequeñas las subidas de sus colegas: el Dax ha sumado un 2,01%, mientras que el Cac ha avanzado un 2,31% y el Footse, un 3,94%. A costa, eso sí, de ser el índice más caro del continente, al cotizar con un PER de 2007 (número de veces que el precio incluye las previsiones de beneficio) de 14,86 veces, según Bloomberg.

La radiografía de los valores del índice respecto a sus máximos tampoco es más optimista. Tan sólo un 25% de las compañías que lo forman cotiza a precios récord o está a menos de un 3% de éstos, y esta situación tiene lugar a pesar de que la amplia mayoría puede presumir de haber alcanzado sus más altas cotas a lo largo del presente ejercicio. Por si fuera poco, 17 compañías del Ibex 35 todavía arrastran números rojos en sus cotizaciones en lo que va de año e incluso hay 10 que sufren auténticos desplomes, con caídas superiores al 30% desde sus niveles récord (ver gráfico). Sin embargo, la cotización del índice ni se ha enterado debido a su raquítica ponderación. 'Estos máximos son muy distintos a los logrados a comienzos del mes de junio, puesto que ahora son casi exclusivamente los grandes los que están tirando del mercado', advierte Miguel Ángel García, director de inversiones de Deutsche Bank. Una tendencia que continuará a largo de los próximos meses, según Gustavo Trillo, director de JPMorgan Asset Management, y que previsiblemente afectará de forma negativa a la renta variable española en general, más dependiente de empresas con capitalizaciones reducidas. Así, el Ibex Medium Cap ha sumado un 5,27% en octubre, mientras que el Small se ha anotado un 5,66%, porcentajes en ambos casos sensiblemente inferiores al cosechado por su hermano mayor.

Diez valores del selectivo español cotizan a menos de un 30% de sus máximos históricos

Pero ¿qué va a ocurrir de aquí a final de año? Aunque predominan los vaticinios optimistas, hay opiniones para todos los gustos. Por ejemplo, Patricia García Sánchez-Barreda, de Banco Urquijo, advierte que un número creciente de elementos negativos planean en el horizonte de las Bolsas y recomienda cautela. En el otro lado de la balanza, Jaime Albella, gestor de BNP Paribas, confía en un nuevo acelerón de las Bolsas de cara a fin de año, aunque con laguna caída intermedia, sustentado por los buenos resultados empresariales, que lleven al Ibex a romper los 16.000 puntos.