Ibex 35

La Bolsa gana un 9% en octubre y cierra el mejor mes en cuatro años

El Ibex 35, en contra de lo que muchos auguraban en verano, camina con paso firme hacia su quinto año consecutivo en positivo. Ni el euro en máximos, ni el petróleo coqueteando con los 100 dólares, ni la desaceleración inmobiliaria ni la inflación han impedido que el selectivo se revalorice un 9,01% en el mes, su mejor registro desde abril de 2003. Ayer, el Ibex subió un 0,68% y cerró sobre el histórico nivel de los 15.890,50 puntos.

La Bolsa gana un 9% en octubre y cierra el mejor mes en cuatro años
La Bolsa gana un 9% en octubre y cierra el mejor mes en cuatro años

El Ibex amaneció y cerró por quinto día consecutivo en récord, ajeno a las sombras que se ciernen sobre la economía mundial desde julio. El mercado abrió convencido de que tras el cierre de los mercados en Europa, la Reserva Federal bajaría los tipos de interés -como así fue, desatando subidas en Wall Street- y ello animó a los inversores. Como en los últimos días, los grandes bancos, Santander y BBVA, se erigieron en los valores que más colaboraron en la subida del índice que está a tiro de piedra de los 15.900 puntos.

No hace apenas ni un mes, el Ibex estaba en pérdidas anuales y hoy suma una revalorización en el año del 12,33%. En Europa, sólo el Dax alemán puede presumir de mejores números. La Bolsa española ha protagonizado una espectacular escalada desde mediados de septiembre. En octubre ha subido el 9,01%, frente al 2,47% que ha ganado el Euro Stoxx 50. Ha sido el mejor mes para el Ibex desde abril de 2003.

Miguel Jiménez, analista de Renta 4, matiza el optimismo. 'Hay cuatro o cinco grandes valores que distorsionan el índice. Telefónica ha subido un 41% en el año. Si esto no hubiera sucedido, el Ibex hubiera aumentado sólo un 4% en el año', comenta. Para los próximos meses, desde Renta 4 prevén un una ligera desaceleración en el índice.

La subida del Ibex, superior a la de otros índices

En medio de la euforia de la renta variable, entre los expertos reina la cautela. 'Ninguna crisis inmobiliaria ha dejado de tener impacto en la economía y aunque es verdad que su influencia actual es menor que en los años 70, acabará pasando factura', opina Álvaro Rodríguez, de Oddo Securities. Por ello, su visión a largo plazo sigue siendo negativa aunque no descartan que la escalada prosiga en el corto plazo. De hecho, hace sólo siete meses, el selectivo tocó su mínimo en el año, 13.602,40 puntos, por la caída generalizada del sector inmobiliario y de la construcción

Entre las sombras que más inquietan al mercado destaca el petróleo, que en último año ha subido un 48,9%. Daniel Suárez opina de Analistas Financieros Internacionales cree que ello puede ser un problema en la medida que 'provoca tensiones inflacionistas y pone en jaque la política expansiva de los bancos centrales, especialmente del BCE'. Ayer, el Brent cerró en máximos (90,63 dólares) al conocerse que las reservas de crudo en Estados Unidos bajaron más de lo previsto.

Los resultados aguantan a la Bolsa

Las previsiones a la baja son generalizada para la economía mundial, pero por el momento no se está reflejando en los parqués bursátiles. Entre otras cosas porque, hasta ahora, los resultados empresariales en Estados Unidos han sido mejor de lo esperado, con la excepción de Merrill Lynch. En España, los buenos números de las grandes entidades financieras, Santander y BBVA, evidenció que la crisis subprime no ha infectado a la banca y ha dado confianza a los inversores que han regresado a la renta variable.

La divisa europea continuó ayer su senda alcista -suma siete días consecutivos en verde- y marcó un nuevo máximo para preocupación de las empresas europeas exportadoras. A las ocho de la tarde, el euro se cambiaba por 1,4496 dólares tras subir un 0,44%. La bajada de tipos al 4,25% de la Fed -que se acerca al 4% que mantiene el Banco Central Europeo- aumenta el número de dólares en el engranaje económico mundial y presiona al alza a la divisa europea. Al conocerse la noticia, el euro ha subido un 0,3% en menos de 30 minutos. La divisa europea ganó posiciones aun a pesar de la mejora del crecimiento económico en Estados Unidos en el trimestre. El PIB creció a una tasa anual del 3,9%, muy por encima del 3,1% esperado los expertos.

Wall Street agradece el recorte de la Fed

No hubo sorpresa. La Reserva Federal estadounidense bajó, tal y como esperaba el mercado, un cuarto de punto porcentual los tipos de interés, hasta los 4,5%. Se trata de la segunda reducción consecutiva después de que la crisis subprime obligara a Bernanke a variar su política monetaria el mes pasado. Wall Street recibió la esperada noticia con fuertes subidas. El Dow Jones ganó un 1% y el Standard & Poor's, un 1,2%, a pesar de que la Reserva Federal sugirió que no se producirán, a corto plazo, nuevas bajadas de tipos. En un comunicado oficial, la Fed apuntó que la medida 'debería ayudar a prevenir los efectos adversos de las turbulencias en el mercado financiero en la economía'. La Reserva Federal indicó que la inflación había registrado una mejoría aunque destacó de los peligros del incremento en los precios de la energía. La decisión de la Fed también se dejó notar en la cotización del euro, que se aceleró tras la reunión. Los expertos no prevén que el BCE siga el camino de la Fed y esperan que mantenga los tipos a su nivel actual por el temor a la inflación'.

La opinión de los analistas

Jaime Albella Gestor de BNP Paribas

'Disfrutaremos del tradicional rally de fin de año y superaremos con claridad los 16.000 puntos en el Ibex 35, aunque antes tendremos que enfrentarnos a alguna corrección puntual'

Gustavo Trillo Director de Gestión de JPMorgan A. M. para España y Portugal

'La renta variable sigue siendo nuestra primera opción de cara a los próximos meses, aunque preferimos EE UU a Europa o España'

Miguel Ángel García Director de Inversiones de Deutsche Bank España

'La Bolsa española cada vez está más cara respecto a sus colegas europeas. La racha puede continuar pero los recortes no son descartables'

Ángel Fresnillo Director de Renta Variable de Popular Gestión

'Aunque es posible que presenciemos tomas de beneficio a corto plazo, seguimos apostando por subidas adicionales en el Ibex'

Patricia García Analista de Banco Urquijo

'Hay que ser cautos: aún persisten factores negativos, como el crudo y las peores expectativas de resultados y crecimiento económico'