Ayudas

Vivienda dará al promotor que alquile 10 años de carencia en el pago del crédito

Más facilidades para que los promotores desempeñen su actividad en un entorno de desaceleración del sector y más ayudas a las familias que quieran acceder a una vivienda. æpermil;sos serán los ejes de la reforma que ultima el Ministerio de Vivienda del plan 2005-2008, una vez que se ha analizado qué está fallando. Entre las medidas que se incluirán está conceder hasta 10 años de carencia en el pago del préstamo a los promotores que construyan para arrendar.

El director general de Arquitectura y Política de Vivienda del Ministerio, Rafael Pacheco, avanzó ayer las que serán las líneas maestras de la reforma del plan cuatrienal 2005-2008 que al mismo tiempo serán el embrión del próximo programa cuatrienal 2009-2012.

En unas jornadas donde se abordó la situación actual del mercado y el cooperativismo de viviendas, Pacheco admitió que aún queda mucho por hacer en materia de alquiler, 'si bien se están sentando las bases y está cambiando la tendencia del pasado'.

Por ello, con el fin de corregir algunas deficiencias del actual plan de vivienda, el Ministerio ultima una batería de medidas que quiere tener listas antes de final de año.

El Gobierno prevé subir el precio básico de la vivienda protegida concertada y el tipo de interés que aplica el plan

Como complemento a las ayudas a inquilinos y arrendadores recientemente anunciadas, Pacheco avanzó ayer que todos aquellos promotores que construyan casas para arrendar podrán disfrutar de un periodo de carencia de hasta 10 años (en la actualidad es de tres) durante el cual no tendrán que amortizar el capital concedido por el banco, con el objetivo de incrementar la oferta de alquileres a precios razonables. Pacheco no concretó qué compensación tendrá la banca por este cambio.

Sin dejar el arrendamiento, el Ministerio también estudia modificar los coeficientes según los cuales las comunidades establecen los precios máximos de los alquileres protegidos, ya que en el departamento que dirige Carme Chacón reconocen que las cantidades fijadas hasta la fecha eran demasiado bajas.

El Ejecutivo tiene previsto también ampliar las ayudas que reciben empresas y particulares que adquieren viviendas con el fin de sacarlas después al mercado de alquiler.

Pero uno de los capítulos donde el plan quiere incidir más es en mejorar el acceso al mercado de las familias de rentas medias.

La creación de la nueva figura de la vivienda de precio concertado, en principio destinada a esos hogares, no está teniendo apenas éxito. Según explicó Pacheco ayer, las comunidades autónomas también han creado figuras similares y eso está provocando que los promotores que deciden acogerse a un programa de ayudas de una región no pueden compatibilizar esas subvenciones con las que concede el Ministerio.

Ayudas fiscales

Para solucionarlo, el remozado plan de vivienda contemplará la posibilidad de que ambas ayudas (estatal y autonómica) puedan ser compatibles. Además, el Ministerio prepara ya la actualización del precio de esta clase de viviendas en toda España. Por último, entre las medidas se incluye el incremento del tipo de interés oficial establecido para los préstamos de vivienda protegida, ahora en el 4,37%. 'Con la subida que se ha registrado en los últimos meses, es lógico que actualicemos el tipo ahora para que bancos y cajas no sean reacios a financiar esta clase de operaciones', añaden en el Ministerio.

Ejecución

¦bull;El programa 2007 del actual plan de vivienda comenzó a conceder calificaciones en mayo pasado. Desde esa fecha hasta el 1 de octubre se han financiado 41.647 actuaciones. Urbanización y rehabilitación son los dos capítulos que van más avanzados.

Medidas para tratar de dar salida al stock de pisos nuevos sin vender

Las dos grandes preocupaciones del sector ahora son la falta de financiación y el parón que han sufrido las ventas. Los promotores saben que para resolver la falta de liquidez habrá que esperar aún unos meses para conocer si ha pasado o no lo peor de la crisis financiera. Para paliar la escasez de ventas, Chacón aprobará una nueva ayuda por la que será considerada vivienda usada aquella cuya cédula de habitabilidad sea anterior a un año en lugar de los dos que fija la ley actual. De esta forma, las familias que así lo decidan podrán solicitar ayudas públicas para comprar esas viviendas. 'El Ministerio elevará el límite máximo de precio que deben cumplir dichos pisos y los promotores tendrán que bajar los suyos para llegar a más compradores', afirman en el Gobierno.