Bolsa

El Ibex pulveriza su récord y supera los 15.600 puntos

El fuerte avance de pesos pesados como Santander, BBVA y Telefónica permite a la Bolsa saldar la sexta semana consecutiva al alza con una revalorización del 1,42% en la última jornada

El Ibex pulveriza su récord y supera los 15.600 puntos
El Ibex pulveriza su récord y supera los 15.600 puntos

Otro viernes, otro máximo. El Ibex saldó la última jornada de una semana volátil con una revalorización del 1,42%, que puso al selectivo de referencia en España en los 15.603,9 puntos. Es la primera vez que el índice supera la barrera psicológica de los 15.600. Aupado por los grandes valores, el índice llegó a cotizar a 15.649,9 puntos. La fuerte apertura alcista de Wall Street, con avances contundentes en la tecnología, dio el tono positivo a todo el mercado. Pero el Ibex, al igual que sucedió el jueves, batió de largo al resto de Europa. El miércoles sucedió lo mismo, pero a la inversa: Madrid recogió más que ninguna otra plaza el castigo de los inversores al negocio bancario. Ahora, el Ibex acumula una revalorización en el año del 10,3%. Los expertos insisten en que el telón de fondo es positivo, pero la evolución futura del mercado es de lo más impredecible: en los últimos meses en una característica consustancial al Ibex la facilidad para subir con alegría desbocada y para caer a plomo al minuto siguiente.

Un dato tranquilizador es que quienes están tirando ahora del parqué son los que más pueden hacer por él: Telefónica, Santander y BBVA. La operadora va disparada desde que anunció hace dos semanas en el investor day que incrementará el dividendo a un euro en 2008, reducirá la deuda y hará compras muy selectivas. Telefónica ganó el viernes un 2,47% y casi un 19% en dos semanas. Santander presentó el jueves unos resultados excelentes, con un crecimiento del beneficio atribuible del 30% y este viernes dio una rentabilidad del 1,63%. BBVA ha tenido menos tirón, lastrado en parte porque el anuncio de sus beneficios el miércoles coincidió con unos pésimos resultados de Merrill Lynch. La entidad se revalorizó el viernes un 0,91% y fue determinante para el récord del Ibex, pero en el balance semanal cae un 2,73%.

El Ibex ha vivido este año al menos seis grandes rachas alcistas; la última, la que le ha llevado a ganar un 13,4% entre septiembre y octubre. A todas ellas le ha sucedido un ajuste notable; el más abultado, en febrero, cuando perdió un 8,4% en poco más de una semana. ¿Qué sucederá esta vez? Es cierto que el índice está apoyado por valores sólidos y que lleva seis semanas consecutivas saldadas al alza. Pero el avance de esta semana ha sido del 0,48%, el más bajo de toda la serie. El consejo de los expertos: invertir con cautela y apostar por valores de calidad. Una prueba del viraje hacia activos seguros es el caso del oro, que ha superado los 728 dólares por onza y está en máximo de 28 años.

Las previsiones de crecimiento económico para 2008 son del 2,7% según el Fondo Monetario Internacional (FMI). Eso bastante más que el promedio de la eurozona. Pero esta previsión ya fue recortada en siete puntos en cuestión de cinco meses. Preocupa especialmente la inflación. El IPC ha pasado del 2,2% en julio al 2,7% actual. La economía tendrá que lidiar con la desaceleración del sector inmobiliario (y sus consecuencias en la riqueza y el empleo de las familias), combinada con un fuerte encarecimiento del precio del petróleo (casi el 45% desde enero) y del euro, que se ha apreciado un 9% frente al dólar, encareciendo las exportaciones.

Eso sí, el sistema financiero español es uno de los más saneados, con más provisiones por morosidad (250% frente al 80% de Europa) y con mejor ratio de eficiencia (48% frente al 60% de la UE). El alivio del BCE, que ha dejado los tipos en el 4%, también ayuda. De momento, la Bolsa y las empresas están demostrando que pueden con todo. La cuestión es hasta cuándo.

El ajuste inmobiliario, según Deutsche

El impacto del ajuste inmobiliario en España supondrá para la economía alrededor de un 7% del PIB, según los cálculos de un informe publicado ayer por Deutsche Bank. 'Eso supondría cinco años de crecimiento un punto porcentual por debajo del potencial, que calculamos en un 3% al año', afirman los expertos. Hoy por hoy, afirman, una recesión es poco verosímil en breve plazo, pero 'no descartaríamos como una posibilidad sólo teórica, especialmente en 2009-2010. En todo caso, el ajuste puede ser igual de doloroso sin necesidad de una recesión formal'. Sobre la duración de la resaca, Deutsche señala que el éxito de un ajuste depende de la flexibilidad de una economía. 'En países como Alemania o Japón el ajuste ha sido largo, de 10 a 15 años, mientras economías más flexibles como el Reino Unido o EE UU se pueden recuperar más rápido, en cinco años. España posiblemente esté entre los dos extremos'. El banco prevé que el precio de la vivienda baje en 2008 y suba menos que la inflación entre 2009 y 2012 o 2013.

Renta 4 busca duplicar en dos años el patrimonio gestionado

'Nos apasiona y nos gusta nuestro trabajo. No vemos nada más atractivo que hacer en la vida'. Así de afortunado se mostraba este viernes el presidente de Renta 4, Juan Carlos Ureta. El máximo directivo de esta sociedad de valores acudió al Palacio de la Bolsa para presentar a analistas y medios de comunicación los detalles de la OPV de Renta 4, que será la primera empresa española del sector en salir a cotizar. La empresa espera obtener con esta operación los recursos necesarios para financiar su expansión. La clave de bóveda del plan estratégico es duplicar los activos bajo gestión, hasta alcanzar unos 7.400 millones de euros.

La oferta está dirigida fundamentalmente a los inversores institucionales, a los que se destinará un tramo del 75% de las acciones a la venta. Los inversores minoristas podrán formular mandatos de compra a partir del próximo lunes.

Ureta desechó la idea de que Renta 4 salga a cotizar a un precio muy elevado. Las acciones tendrán un precio entre 8,8 y 10,8 euros por acción, lo que supone valorar la compañía entre 358,1 y 439,5 millones. Estos niveles suponen unos ratios de relación entre el precio y el beneficio de la compañía (PER) de 56,7 a 69,6. La valoración es cuatro veces superior a la del promedio del Ibex 35 y más del doble que los comparables europeos de Renta 4.

El presidente de la firma argumentó, sin embargo, que la compañía sale a muy buen precio. Su razonamiento es que a esa valoración hay que restarle los 100 millones que aproximadamente vale la participación de la sociedad de valores en BME y calcular el PER con las cifras del primer semestre de 2007. Las cuentas de Ureta dicen que el PER es de 12 veces.

Claves de la OPV

¦bull;Precio. Fijará el precio definitivo el 12 de noviembre. La banda es entre 8,8 y 10,8 euros por acción.

¦bull;Mandatos. Los minoristas pueden pedir acciones a partir de este lunes 29.

¦bull;Fecha. Si todo sale bien, Renta 4 debutará en Bolsa el próximo 14 de octubre.

10 Factores que mueven los mercados mundiales

1 Volatilidad. La resaca de la crisis crediticia se nota más en la fuerte inestabilidad de los mercados que en los precios, con casi todos los índices en zona de máximos. La semana se inició con miedo al enfriamiento económico y se cierra en récord.

2 Resultados. Buena parte de los cambios en el estado de ánimo de los inversores proceden de los resultados de las empresas en Estados Unidos. Si las cuentas de Caterpillar y Merrill Lynch tumbaron los indicadores, las de Microsoft fueron un alivio para los bolsistas.

3 Las cuentas de las empresas españolas también cuentan. Telefónica catapultó al Ibex con sus previsiones y, esta semana, Santander se ha apoyado en los resultados para rozar máximos.

4 El petróleo. La relación entre Bolsa y crudo ha cambiado en los últimos años. De contemplarse como un riesgo para la economía, el petróleo caro ha pasado a ser una consecuencia de las positivas expectativas acerca del crecimiento.

5 Crisis hipotecaria. Aún colea, y los expertos prevén nuevos sustos como el de Merrill Lynch. Aún no está claro el alcance final de la pérdida de valor de los activos hipotecarios de baja calidad ni, por tanto, cómo afectará la balance bancario.

6 Tipos de interés. La verdadera gasolina del mercado de valores. La bajada de tipos practicada en septiembre por la Reserva Federal y la prevista para la semana que viene son el mejor aliado y el mejor argumento para las subidas de corto plazo.

7 El contrapunto es, precisamente, el motivo último que puede hacer descarrilar los mercados. EE UU baja tipos porque el bajón inmobiliario está afectando al crecimiento. Los últimos datos de venta de viviendas usadas han sido históricamente malos.

8 Euro fuerte. Escasísimo impacto en el mercado español, donde los exportadores son minoría. Más impacto en algunas compañías europeas y, sobre todo, motor de la cotización del petróleo y materias primas como el oro.

9 Sin fusiones. La Bolsa ha demostrado ser capaz de subir sin necesidad de que la fiebre de fusiones que marcó el primer semestre continúe. La crisis crediticia cerró el grifo, pero se puede vivir sin capital riesgo.

10 Riesgos latentes. Además de nuevos sustos generados por la crisis hipotecaria, el mercado mira de reojo aspectos como la fortísima subida de las acciones chinas o de mercados emergentes o la situación geopolítica internacional.

El euro roza 1,44 dólares

La debilidad mostrada por la economía estadounidense catapultó el viernes al euro hasta un nuevo récord histórico frente al billete verde. La divisa europea cotizó a 1,4393 dólares, tras acumular una subida semanal del 0,64%. En lo que va de año, el euro se ha apreciado ya más de un 9%.

El mercado descuenta que la Reserva Federal norteamericana podría verse obligada a recortar de nuevo los tipos de interés oficiales el próximo miércoles, tras los nuevos indicios de desaceleración en Estados Unidos.

El viernes, se conoció el índice de confianza del consumidor de octubre, que se situó en 80,9 puntos, frente a los 82,5 puntos que esperaban los expertos. Un día antes, el jueves, también defraudaron las cifras de pedidos de bienes duraderos.

La siguiente prueba de fuego para el dólar será el día 31, cuando tendrá lugar la reunión de la Fed. Los inversores esperan que las autoridades monetarias recorten otro cuarto de punto el precio oficial del dinero, situado desde mediados de septiembre en el 4,75%. En Europa, los tipos se encuentran en el 4%.

Si estas expectativas se confirman, los expertos consideran que el euro podría dispararse hasta la barrera de los 1,45 dólares.