Resultados

Seat consigue reducir sus pérdidas en un 90%

La filial española del grupo Volkswagen, cerró los nueve primeros meses del año con unas pérdidas operativas de 12 millones de euros, lo que supone reducir en un 90% los números rojos de 121 millones de euros en el mismo período de 2006.

La cifra de negocio de Seat se elevó a 4.439 millones de euros entre los pasados meses de enero y septiembre, lo que representa un incremento del 1% en comparación con los 4.393 millones de euros del mismo período del ejercicio precedente, según datos del consorcio de Wolfsburg que recoge Europa Press.

Seat vendió en los países en los que opera 306.000 automóviles en los nueve primeros meses del año, con una ligera disminución del 1,6% respecto al mismo período de 2006, cuando entregó 311.000 vehículos. Volkswagen destacó que su filial española logró mantener el volumen de ventas pese a la disminución de sus inventarios.

Volkswagen dispara sus ganancias

VOLKSWAGEN AG 198,66 1,33%

Por su parte, el grupo Volkswagen, que comprende las marcas Volkswagen, Audi, Seat, Skoda, Lamborghini, Bentley, Bugatti y Volkswagen Vehículos Comerciales, obtuvo un beneficio neto de 2.906 millones de euros en los nueve primeros meses, lo que supone multiplicar por más de dos (140%) las ganancias de 1.209 millones contabilizadas en el mismo período del ejercicio anterior.

La cifra de negocio de Volkswagen creció un 5,1% entre enero y septiembre, con 80.958 millones de euros, mientras que sus ventas mundiales totalizaron 4,61 millones de unidades, un 8,2% más, y su producción aumentó un 8,9%, con 4,6 millones de vehículos.

Previsiones

El consorcio de Wolfsburg confirmó sus previsiones para el conjunto de 2007, ejercicio en el que espera vender en todo el mundo más de seis millones de vehículos, superando esta barrera por primera vez en su historia.

Además, Volkswagen espera cerrar este año con un crecimiento de su cifra de negocio y de su resultado operativo, así como alcanzar un beneficio antes de impuestos de al menos 5.100 millones de euros, lo que supone adelantar un año el objetivo fijado inicialmente para 2008.