'Telecos'

Microsoft pone fin a 42 meses de desacato a la CE

La comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, anunció ayer que Microsoft se ha comprometido por fin a acatar las órdenes dictadas por Bruselas hace tres años y medio. La compañía renuncia, además, a recurrir la última sentencia desfavorable del Tribunal de la UE.

Pagué yo la cena'. Neelie Kroes ni siquiera aceptó ser invitada por el presidente de Microsoft, Steve Ballmer, durante uno de los encuentros mantenidos por ambos durante las últimas semanas para resolver el contencioso que les enfrenta desde 2004. La comisaria de Competencia sabía, sin duda, que esta vez ya no había motivos para cortesías con una compañía que venía ignorando o malinterpretando sus órdenes desde hace tres años y medio.

El juego terminó ayer mismo por la mañana. Y la comisaria europea de Competencia anunció de inmediato que 'Microsoft ha aceptado finalmente cumplir con las obligaciones que le impone la decisión de la CE de 2004'. El cambio de actitud de la multinacional se produjo el pasado 17 de septiembre, cuando una demoledora sentencia del Tribunal de primera instancia de la UE rechazó sin ambages todos los argumentos presentados por Microsoft contra una multa comunitaria de 497 millones de euros por abuso de posición dominante.

Desde entonces, 'he estado en contacto casi diario con Steve Ballmer', indicó ayer en rueda de prensa Neelie Kroes

MICROSOFT 248,16 0,06%

En tres semanas, Microsoft ha aceptado, tal y como le pedía la CE desde hace 42 meses, rebajar drásticamente el precio de varias licencias de la propiedad intelectual relacionada con el sistema operativo Windows; permitir que los programadores de software en abierto accedan, previo pago de las tarifas correspondientes, a la información sobre interoperabilidad de Windows; y garantizar de manera fehaciente que esa información es completa y exacta. Kroes cree que 'las repercusiones de estos cambios comenzarán a notarse ahora y perdurarán durante los años venideros'. La comisaria de Competencia se declara convencida de que Microsoft 'ya no podrá usar el poder que se deriva de su 95% de cuota de mercado en el sistema operativo y su 80% de margen de beneficio para matar la competencia', asegura.

Kroes también advirtió a la compañía que la decisión de 2004 'sientan un precedente' y se reservó el derecho a imponerle una nueva sanción por el periodo de incumplimiento previo a la sentencia. El prolongado desacato de Microsoft, sin embargo, también ha sentado un precedente potencialmente peligroso para la autoridad de la CE: el de una empresa que no respeta sus órdenes hasta que no son confirmadas por un juez.

Por otra parte, la multinacional nombró ayer al español Elías Ramos director de Gobierno de Microsoft para Europa Occidental. Entre sus tareas estará afianzar la posición que la firma mantiene ante los gobiernos de los distintos países europeos.

'No recurriremos'

'No recurriremos la sentencia del Tribunal de primera instancia de la UE', indicó ayer Microsoft después de que la comisaria de Competencia Neelie Kroes anunciase que la compañía acatará la decisión comunitaria de 2004. La paz parece inevitable.