Estudio

La ley del mínimo esfuerzo reina en la empresa

Si por "comprometido" se entiende estar dispuesto a hacer más de lo requerido para ayudar al éxito de la empresa, sólo uno de cada cinco empleados de las principales corporaciones internacionales dispone de tal virtud. Así se afirma en un estudio divulgado hoy por Towers Perrin, una firma mundial de servicios profesionales. El sondeo recoge las respuestas de 90.000 trabajadores en 18 países y estima que sólo un 21% está comprometido con su trabajo, mientras que un 38% está desencantado o no está comprometido.

Los encuestados tuvieron que responder a preguntas sobre sus sentimientos en el trabajo y sobre su comportamiento. Los mexicanos resultaron ser los más comprometidos, seguidos por brasileños e indios, mientras que los estadounidenses quedaron cuartos. El título de los menos comprometidos quedó para los japoneses, seguidos por los residentes en Hong Kong y los surcoreanos.

"La organización en sí es la más poderosa influencia para el compromiso del empleado", escribió en un comunicado Julie Gebauer, de Towers Perrin. Y es que, según el estudio, el compromiso está guiado más por los altos directivos, que por la formación de los empleados o la relación con un jefe directo. "La visión de las personas sobre la compañía está modelada por lo que dicen y hacen los altos mandos más que por lo que dicen o hacen los jefes directos", agrega el documento.

Un compromiso rentable

Al cruzar los datos del sondeo con la historia financiera de las 40 compañías cuyos empleados fueron encuestados, la firma halló que las compañías con los empleados más comprometidos habían tenido mejores resultados financieros que aquellas donde los empleados tenían menos compromiso.

Pese al nivel de compromiso, muchos empleados dijeron que estaban contentos con su situación laboral. Un 86% señaló que les gustaba o amaban su trabajo, y un 84% respondió que disfrutaba de los trabajos desafiantes.