Política Internacional

Los líderes europeos piden más transparencia y regulación en los mercados financieros

El presidente francés afirmó al término de la cumbre que ¢estamos decididos a no dejarnos amedrentar por fondos especulativos con actitudes sin escrúpulos que no responden a los criterios de transparencia que cabe esperar en un mundo civilizado. Es inaceptable y estamos decididos a no aceptarlo".

El presidente francés Nicolas Sarkozy, la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro británico Gordon Brown firmaron hoy una declaración conjunta con motivo de la cumbre de Lisboa en la que reclaman más transparencia y regulación en los mercados financieros para evitar que se repitan las turbulencias que se iniciaron este verano como consecuencia de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos.

El presidente francés subrayó que comparte desde siempre con Merkel ¢el mismo compromiso sobre la necesidad de transparencia y regulación¢ y destacó la importancia de que Reino Unido se una a estas reivindicaciones, lo que a su juicio supone una evolución ¢muy positiva¢ que atribuyó a la crisis del banco Northern Rock que provocó largas colas de clientes para retirar los depósitos.

El acuerdo con Brown sobre la reforma de los mercados financieros supone, a juicio de Sarkozy, un ¢buen augurio sobre la colaboración entre Reino Unido y Francia¢.

Sarkozy explicó que durante el debate sobre las turbulencias financieras que celebraron los líderes europeos volvió a insistir en el impacto negativo de la fortaleza del euro. Admitió que ¢no todo el mundo considera que el euro esté demasiado alto¢ pero subrayó que ¢todo el mundo considera que otras monedas son demasiado débiles¢, en referencia al dólar, el yuan y el yen, lo que a su juicio viene a significar lo mismo.

¢Estamos pidiendo una mayor transparencia en los mercados financieros¢, dijo por su parte el primer ministro británico. ¢Necesitamos estar en mejor posición para anticipar los acontecimientos, y particularmente los acontecimientos de las últimas semanas y meses¢, agregó Brown.

La declaración conjunta pactada por Sarkozy, Merkel y Brown pide a los jefes de Estado y de Gobierno que en la cumbre de primavera de 2008, y sobre la base de un informe previo elaborado por los ministros de Economía de los Veintisiete, examinen ¢cómo responder a las necesidades de una mayor transparencia de los mercados financieros y de una mejor gestión de los riegos¢.

En concreto, los tres dirigentes reclaman analizar si es necesario elaborar nuevas reglas u otro tipo de acciones para mejorar la difusión de la información sobre las operaciones de titulización; el análisis de los activos ilíquidos y su impacto en la gestión de riesgos; los posibles puntos débiles en la gestión de los riesgos de los vehículos de titulización; la transparencia de los compromisos fuera de balance de los bancos; la cooperación transfronteriza en la gestión de crisis y el papel de las agencias de calificación de riesgos.

La declaración subraya que ¢en tanto que plaza financiera internacional, la UE debe jugar un papel importante para desarrollar una respuesta global¢ a las turbulencias financieras. No obstante, se precisa que la ¢responsabilidad primera¢ de la gestión de riesgos corresponde a las instituciones financieras y a los inversores, dentro de ¢marcos de regulación nacionales fuertes¢ y con más cooperación entre las autoridades.

Impacto limitado

El primer ministro portugués y presidente de turno de la UE, José Scrates, aseguró que el impacto de las turbulencias financieras en la economía europea será limitado. ¢Los fundamentos económicos de la economía europea siguen siendo fuertes¢, dijo en la rueda de prensa final de la cumbre.

Sócrates afirmó además que el conjunto de los líderes europeos apoya al Ecofin en el plan que está preparando ¢para lograr más transparencia y controlar la evolución del riesgo¢.

También el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, coincidió en que la economía europea está saludable y que no hay que ser proteccionistas y sí abrirse al exterior. Además, indicó que en materia de mercados financieros, el debate de este viernes constató que es necesaria ¢la innovación financiera, la transparencia y el equilibrio en la regulación de los mercados¢.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que el ¢máximo histórico¢ de la bolsa demuestra que las turbulencias financieras provocadas por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos no han afectado negativamente a la economía española, a diferencia de lo que ha ocurrido en otros países, en una referencia indirecta a Reino Unido.

¢Afortunadamente, la fortaleza de la economía española y la solvencia de las instituciones financieras han hecho que nuestro país no tenga una afectación singular, y buena expresión de esa situación es la evolución de los últimos días del mercado de valores, donde nuestra bolsa ha alcanzado un máximo histórico¢, dijo Zapatero en rueda de prensa al concluir la cumbre de Lisboa, donde los líderes europeos debatieron la respuesta política a las turbulencias.

El presidente del Gobierno explicó que hubo una ¢coincidencia general¢ entre los líderes europeos sobre la receta necesaria para evitar que se repitan este tipo de tormentas: ¢más transparencia, supervisión y nuevas reglas donde la UE tiene que jugar un papel fundamental¢.

Nuevo tratado para la Unión

La presidencia de la UE, que desempeña Portugal este semestre, consiguió de madrugada su propósito de sacar adelante el que se conocerá como ¢Tratado de Lisboa¢ tras negociar individualmente con Italia, que consigue un eurodiputado más, y Polonia, que logra garantías adicionales para el ejercicio de su capacidad de bloqueo.

¢Es una victoria para Europa¢, dijo el primer ministro de Portugal, José Sócrates en una comparecencia ante la prensa en compañía del presidente de la Comisión Europea, el también portugués José Manuel Durâo Barroso.

El resultado pone fin a seis años de disputas institucionales en el seno de la UE y a un período de parálisis que dará paso, a partir de este mismo viernes, a otras prioridades mucho más relevantes para los ciudadanos, según recalcó Barroso.