Lealtad, 1

Decisiones insólitas cargadas de lógica

En una decisión bastante insólita, Codere anunció el martes que adelanta la salida a Bolsa seis días, con lo que prevé comenzar a cotizar mañana viernes en lugar del 25 de octubre, como planteaba el folleto de la OPV. La decisión es insólita, porque no es algo a lo que los inversores estén habituados. Más bien se recuerdan situaciones contrarias, en las que una compañía decide posponer o suspender su salida a Bolsa porque la situación del mercado no es la más óptima para aventuras bursátiles. Fue el pan nuestro de cada día recién pinchada la burbuja de 2000.

Codere contemplaba la posibilidad de un adelanto del calendario en el folleto y, de acuerdo con el coordinador de la operación, ha tomado la decisión con la justificación de la buena acogida que ha recibido la oferta por parte de los inversores institucionales, a los que se dirige la totalidad de la OPV. Obviamente, un adelanto como éste hubiera sido más difícil de incluir la oferta un tramo para pequeños inversores.

La decisión parece inteligente. La compañía de juegos recreativos quiere asegurarse el éxito de su debut y puede haber observado que la situación actual de los mercados es bastante complaciente. Las Bolsas muestran estos días una cara más amable que la de unas semanas atrás. Pero dada la volatilidad y la incertidumbre reinantes nada asegura la misma coyuntura para la semana que viene. Es, desde luego, una visión muy cortoplacista, pero un debut es un debut, y a nadie le gusta estrenarse con caídas.

Al mismo tiempo, al adelantar el salto al parqué, la compañía distancia su estreno en Bolsa del de Fluidra, previsto para el 31 de octubre. Es tan sencillo como evitar la competencia de otra empresa que aspira también a atraer el capital de los grandes inversores, en un momento en el que los fondos seleccionan con precisión dónde colocan su dinero. Tiene toda la lógica del mundo. Ya que se opta por dar el salto al parqué en un momento no del todo seguro, habrá que intentarlo en el mejor escenario posible.