La consolidación del sector aéreo

Iberia alcanzará este año el mayor beneficio de su historia

A la vista de los resultados del primer semestre, del tráfico acumulado en la temporada alta y del volumen de reservas a diciembre, Iberia tiene al alcance de la mano conseguir en 2007 el mayor beneficio de su historia, sin extraordinarios.

A pesar de los precios del petróleo y de las turbulencias e incertidumbres que ha generado el interminable y todavía inacabado proceso de venta, Iberia tiene al alcance de la mano conseguir en 2007 unos beneficios récord en su historia, aunque es probable que no pueda superar el resultado de 396 millones logrado en 2005 con la ayuda de los extraordinarios conseguidos con la venta de las acciones de su participación en Amadeus.

El listón a superar se sitúa en los 318 millones de euros conseguidos en el ejercicio de 1998 y, de confirmarse, representarán un importante crecimiento en relación a los 56,7 millones conseguidos en el ejercicio de 2006.

Los resultados del primer semestre ya apuntaban una espectacular mejora, al pasar de número rojos por 9 millones de euros a final de junio de 2006, a casi 75 millones de euros positivos a final de junio del presente ejercicio.

Esta importante evolución durante los meses que tradicionalmente son los de menor actividad del año, especialmente entre enero y marzo, se sustenta en un incremento sostenido del 2,6% en los ingresos de explotación y un descenso del 0,7% en los gastos de explotación, a pesar de la evolución alcista del queroseno.

La clave de esta positiva combinación se encuentra en la drástica mejora de los índices de ocupación que pasaron del 77,8% en el primer semestre de 2006 al 80,2% del mismo período del año en curso.

La tendencia se ha mantenido y se ha reforzado durante los meses más intensos de la temporada alta, julio, agosto y septiembre, de los que ya se conocen los datos de tráfico.

La compañía ha insistido en la aplicación de la estrategia diseñada por la dirección de la empresa que se han plasmado en el Plan Director de 2006 y 2008. Iberia ha profundizado durante todo el ejercicio en la reducción de su capacidad en España, reenfocando el mercado doméstico y el europeo hacia las rutas troncales que alimentan al centro de tráfico de la compañía situado en la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Se refuerzan todos los indicadores que apuntan a una maximización de los ingresos operativos utilizando recursos que en algunos casos son incluso menores que los movilizados el año anterior.

Tráfico

Así en los datos de tráfico de septiembre se refleja un coeficiente de ocupación en el conjunto de la operación de la flota que roza el 85%. Supone una mejora de 1,5 puntos en relación con el mismo período del año precedente.

En los vuelos de largo radio, la demanda creció el 9%, cifra que hay que poner en comparación con el aumento del 7,8% del mismo período del ejercicio anterior.

El número de pasajeros que optaron por viajar en la clase de negocios internacional de la aerolínea creció un 15%. Los tráficos a América del Norte registraron un aumento de la demanda del 26,2%, los de Centroamérica del 8,6% y los de América del Sur un 5,5%, logrando además un índice de ocupación del 93,3% que, en línea con el registrado hace un año, resulta muy difícil de superar.

Iberia reduce e incluso elimina aquellas operaciones en las que el margen se deteriora y que coinciden con los vuelos domésticos. En septiembre redujo su oferta de plazas un 15,2%, con un incremento del 1,1% únicamente en los vuelos que tienen como finalidad alimentar el hub del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Fuentes cercanas a uno de los sistemas de reservas más utilizados por la compañía que preside Fernando Conte han señalado que el nivel de contratación de la compañía para los meses finales del ejercicio no indica que vayan a truncarse de manera significativa las tendencias marcadas a lo largo de todo el año.

Evolución

A pesar de la caída ayer, un 1,15%, los títulos de Iberia siguen encabezando la clasificación de la revalorización anual en Bolsa en el sector de la aviación civil. Sus acciones se han apreciado desde enero un 25%. Ryanair es su inmediata seguidora con un crecimiento del valor del 9,58%.

La oferta de TPG, a la espera de cerrar la financiación

El consorcio de empresas integrado por Texas Pacific Group (TPG), British Airways, Ibersuizas, Quercus y Vista ultima los detalles de la financiación para presentar una oferta por el 100% de Iberia. Fuentes conocedoras de la situación indican que el consejo de la aerolínea podría conocer las condiciones de este consorcio a finales de este mes, aunque no descartan que pueda retrasarse a los primeros días del mes de noviembre.

Por otra parte, la aerolínea de bajo coste Clickair, participada por Iberia, presentó ayer en Vigo su nuevo servicio IB5000, orientado hacia clientes del mundo de los negocios y con el que se equipara a las compañías tradicionales pero con unos precios más competitivos. No renunciará a su actividad como compañía de bajo coste, pero incluirá una nueva modalidad en sus servicios, como apuesta clara hacia el cliente de negocios.