Aerolíneas

Vueling busca una fusión o un comprador para aclarar su futuro

Todo tipo de escenarios se abren para Vueling. Su consejo de administración ha decidido encomendar a un banco de inversión la búsqueda de una estrategia que 'dé mayor estabilidad a la compañía'. Vueling está dispuesta a analizar 'potenciales compradores', a escuchar a socios que quieran entrar en su capital y a valorar una posible fusión. La medida se tomó el martes sin que participara su primer accionista, Inversiones Hemisferio.

Vueling se abre a un comprador o una fusión para zanjar la guerra con Lara
Vueling se abre a un comprador o una fusión para zanjar la guerra con Lara

La reunión de más de tres horas que mantuvo el martes el consejo de administración de la aerolínea de bajo coste Vueling distó mucho de ser un simple trámite. El máximo órgano de gobierno de la compañía ha decidido poner en manos de un banco de inversión la búsqueda de una estrategia que permita dotar de mayor estabilidad a la empresa. Esto se traduce, según explicó la presidenta de Vueling, Barbara Cassani, a Cinco Días, en que la compañía está 'dispuesta a discutir con cualquier inversor que esté interesado en comprar la compañía, que quiera establecer una alianza o llevar a cabo una fusión'.

El proceso acaba de iniciarse, según la primera ejecutiva, por lo que todavía es prematuro anticipar cómo se plasmarán finalmente los contactos que el equipo directivo va a llevar a cabo tanto 'con empresas de la industria aérea como con socios financieros'. Cassani no quiere especular sobre si podría producirse algún cambio de propietario o si Vueling podría verse en medio de una operación corporativa como una fusión o una opa antes de la próxima junta extraordinaria de accionistas, prevista para el 26 de noviembre. Otra de las posibilidades que apunta Cassani es que algún socio minoritario pueda aumentar su participación.

Precisamente, el principal motivo para la reunión del consejo de anteayer fue la fijación de una fecha para llevar a cabo la junta, requerida por su primer accionista, Inversiones Hemisferio. La sociedad inversora del dueño de Planeta, José Manuel Lara, ha mostrado abiertamente su rechazo al trabajo que realizan sus fundadores, Carlos Muñoz (consejero delegado) y Lázaro Ros (director general). La reunión fue solicitada para censurar su gestión e intentar provocar su salida. Previamente a la petición, Lara compró un 10,9% adicional de la compañía hasta situarse en el 26,8%.

El presidente de Planeta ha descartado hasta la fecha lanzar una opa por el capital restante. En el consejo del martes, no participaron los tres representantes de Hemisferio, que abandonaron la compañía el 24 de septiembre por estar en desacuerdo con la línea estratégica de la compañía. No obstante, la presidenta de Vueling, asegura que 'existe una línea abierta de comunicación con Hemisferio'. Cassani cree que 'no fue deseable el desencuentro que se produjo el día 24'. La presidenta, que fue una de las fundadoras de la aerolínea de bajo coste Go, abogó por que el primer accionista 'vuelva al consejo para poder tomar las decisiones juntos'. En su opinión, 'todos los accionistas deben estar unidos para poder aumentar el valor de la acción'.

La dirección de Vueling todavía no se ha decidido por el banco que les hará de soporte en esta nueva etapa, pero Cassani calcula que la decisión podría tomarse en un plazo de dos días. La presidenta de la aerolínea cree que '2008 será un año de estabilización que nos permitirá construir un futuro brillante para la compañía'. Los títulos de Vueling volvieron a apuntarse subidas durante la jornada de ayer, aunque fueron menores que las registrados el día anterior. Así, las acciones de la aerolínea cerraron a 17,16 euros, con un alza del 6,19%.

Resultados

La aerolínea publicará hoy sus resultados de los nueve primeros meses del año. Los datos de tráfico de la compañía han mejorado respecto al ejercicio precedente, ya que se ha logrado un total de 4,6 millones de pasajeros hasta septiembre, un 80% más.

Dos independientes se apean del consejo

Durante el consejo del martes presentaron su dimisión dos consejeros independientes. En concreto, César González Bueno, director general de ING Group en España, alegó motivos profesionales para dejar la compañía. También comunicó su renuncia David Huttner, de nacionalidad estadounidense. Este consejero quiere asegurar que 'el control efectivo de la gestión de la compañía permanece a cargo de ciudadanos comunitarios', tal y como se establece en la legislación. En el órgano de gobierno de Vueling también participan los norteamericanos Dave Barger (consejero delegado de la aerolínea JetBlue) y Allen Custard (consejero delegado del banco First Southwest, con sede en Dallas). Barger y Custard representan al denominado grupo de inversores americanos que controla el 3,8% de la compañía. Huttner, ex director general comercial de la aerolínea australiana Virgin Blue, continuará vinculado a la compañía como asesor del consejo de administración. Portavoces de Vueling negaron que exista un desencuentro de los consejeros con el equipo gestor que haya provocado su salida. Por su parte, Cassani agradeció la labor que ambos han desarrollado como miembros del consejo de Vueling, que tiene ahora siete miembros.