Unión Europea

La UE se plantea dar más poder al comité bursátil europeo

El grupo de control de la UE sobre supervisión financiera recomendó ayer que se amplíen las competencias de los comités europeos de regulación bursátil, de banca y de seguros para responder a la creciente integración de los mercados.

La UE creó en 2001 el Comité europeo de reguladores bursátiles (CESR, en sus siglas en inglés) y en 2005 otros dos foros similares para banca (CEBS) y seguros (Ceiops). Se trataba entonces de establecer una red europea de las autoridades nacionales de los tres sectores para coordinar la aplicación de las directivas y reglamentos comunitarios sobre mercados financieros.

Estos comités 'han realizado progresos significativos en muchas áreas', según el informe definitivo, publicado ayer, del grupo interinstitucional que, en nombre de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo de ministros de la UE, ha supervisado su labor durante estos años.

El grupo, presidido por Johnny Akerholm, presidente y consejero delegado del Nordik Investment Bank, cree, sin embargo, que ha llegado ya el momento de ampliar las competencias de esos comités y de dotarles de los medios económicos y materiales necesarios para ello.

Y propone potenciar y estrechar la colaboración entre las autoridades nacionales hasta conseguir un resultado similar a la creación de un supervisor único, paso que la UE no puede dar todavía legalmente.

'En algunos casos', recomienda el grupo, 'especialmente en lo que atañe a la supervisión de entidades o mercados transfronterizos, la cooperación debe alcanzar un nivel y una calidad que consiga un planteamiento único aplicable en todas partes (....) y un proceso de supervisión coherente en todos los Estados miembros'.

Los mismos expertos señalan que los tres comités (de los que, en nombre de España, forman parte la CNMV, el Banco de España y la Dirección General de Seguros, respectivamente) deben decidir por consenso cuando se pronuncien en materia de supervisión. Y reclaman un poderoso compromiso para acatar la decisión pactada o explicar las posibles divergencias.

El siguiente paso podría ser la autonomía presupuestaria de los tres comités, hasta el punto de que pudieran contratar incluso su propio personal. Pero los expertos no han conseguido ponerse de acuerdo en un punto tan sensible.

Las Bolsas conectarán sus bases de datos

La Comisión Europea aprobó ayer una Recomendación para que los 27 países de la UE interconecten la información disponible sobre las empresas cotizadas en sus respectivos mercados. 'Los inversores', explicó el comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, 'necesitan un acceso electrónico sencillo y a través de un solo punto de conexión'. La nueva plataforma, según Bruselas, debe permitir la búsqueda en todas las Bolsas europeas de datos como el nombre de un emisor, su fecha de salida al mercado, y la información financiera regulada.

Los mercados podrán cobrar por la utilización de estos servicios, pero las tarifas deberán ser idénticas para quienes accedan a la base desde su país o desde otro Estado. La CE sugiere que la información, al menos la más reciente, sea gratuita para el inversor.