Novedad

Fidelity lanza un fondo que invierte en empresas de África y Oriente Próximo

El gestor habla con convencimiento del éxito potencial de un fondo que está presente en zonas con una mayor inestabilidad política pero que, según él, ofrecen oportunidades de inversión con mayores retornos.

Nick Price, gestor del fondo EMEA (Europa Emergente, Oriente Próximo y África), no tiene ninguna duda. El crecimiento de China e India creará un efecto en cadena que beneficiará, sobre todo, a África, Rusia y países de Europa oriental. Esa es la idea que subyace detrás el fondo EMEA. Nick Price avanzó a este periódico los pormenores de un fondo que gestiona unos 280 millones de euros y explicó lleva ya dos años funcionando internamente en Fidelity. Aunque no ha sido hasta el pasado junio que se comercializó. En el último mes se ha revalorizado un 14,1%. El gestor habla con convencimiento del éxito potencial de un fondo que está presente en zonas con una mayor inestabilidad política pero que, según él, ofrecen oportunidades de inversión con mayores retornos. Entre los datos que maneja destaca el hecho de que el 82% de las reservas de energía se encuentran en la zona EMEA. Si a ello le unimos que China y la India, a pesar de crecer a un ritmo exponencial, todavía gastan menos de un barril de petróleo por persona cuando la media de los países industrializados alcanza los 15 barriles per cápita, la conclusión es obvia: el petróleo seguirá subiendo y los países exportadores saldrán ganando.

Lo mismo sucede con otras materias primas, como el platino; 'Se utiliza para los catalizadores de los coches y la demanda de estos aparatos en China y la India cuya población alcanza los 2.400 millones beneficiará a empresas mineras de Sudáfrica'. Y allí está el fondo EMEA para no desaprovechar la ocasión. Es decir, el fondo no invierte ni en China ni en India pero ambos países son vitales para explicar el desarrollo de otras zonas emergentes.

Otro dato para el optimismo es el proceso acelerado de urbanización de las zonas donde el fondo esta presente. Dentro de un círculo virtuoso, el aumento de la urbanización supondrá un aumento de la mano de obra. La población gozara de mejores condiciones y tendrá una mayor capacidad de consumo lo que se traducirá en el crecimiento de empresas de servicio y de la economía en general. Una de las compañías en las que invierte el fondo es Massmart, empresa parecida a Carrefour que se está expandiendo por todo África y de la que Price destaca que 'no tiene competencia y por ello ofrece unos retornos magníficos'. Por zonas, el fondo invierte mayoritariamente en Rusia y Sudáfrica y por sectores apuesta por el financiero. Si bien acepta que el fondo es de alto riesgo, Price ironizó sobre Northern Rock. 'Puede ser más seguro tener el dinero en un banco de Nigeria que en uno europeo'.