Consecuencias

La crisis amenaza el 'bonus' de la City

Londres se enfrenta a recortes de empleo y menores retribuciones.

A la City londinense puede salirle cara la crisis hipotecaria de Estados Unidos. El centro financiero británico, el segundo en importancia después de Wall Street, se enfrenta a un ejercicio, el de 2008, de severos recortes de empleo y descenso del bonus variable que reciben los ejecutivos, en el que puede ser el peor año desde el estallido de la burbuja tecnológica en 2000.

Un estudio de la firma británica Centre of Economic and Business Research (CEBR) calcula que el año que viene podrían perderse 6.500 empleos en el sector bancario y de gestión de fondos, debido al impacto de la crisis sobre la economía estadounidense y su contagio al resto del mundo. En lo que va de 2007, las firmas de la City han creado 11.000 empleos, hasta un total de 349.000.

También las retribuciones variables que reciben los ejecutivos pueden caer por el descenso del negocio, según las previsiones de CEBR. Esta consultora calcula que el bonus puede sufrir una caída del 16%, hasta un total de 7.400 millones de libras (unos 10.700 millones de euros), y calcula que el crecimiento económico de la ciudad de Londres caerá hasta el 1,4%, frente al 3,6% previsto para 2006.

La firma CEBR estima que el sueldo variable de los ejecutivos londinenses descenderá un 16% el año que viene

Hace tan sólo un mes CEBR dio estimaciones de bonus de 7.500 millones de libras. La firma prevé que el bonus de la City no superará los 8.800 millones de libras pagados a comienzos de este año hasta al menos el ejercicio 2010.

El descenso del bonus puede tener consecuencia directa sobre el mercado inmobiliario londinense. Este tipo de retribución ha sostenido la subida de los precios en la capital británica durante los últimos años.

La crisis de las hipotecas de riesgo también puede pasar factura a las firmas de Wall Street. Según la firma Options Group, el bonus de Wall Street puede caer un 5% este año, después de registrar tasas récord en 2006. No es, sin embargo, hasta noviembre cuando comienza la negociación entre las firmas y los ejecutivos para determinar las retribuciones variables.

En cualquier caso, las cifras de negocio que están arrojando los bancos de inversión están siendo muy dispares. Entidades como Bear Stearns o Merrill Lynch se han visto afectadas por la crisis hipotecaria y de confianza en los mercados de crédito, en tanto que otras como Goldman Sachs han aprovechado la coyuntura. Esta entidad podría arrojar beneficios récord en 2007.