_
_
_
_
_
Nuevas tecnologías

Indra se adjudica en España la mayoría de los contratos de receta electrónica

La compañía española de tecnología Indra se ha adjudicado los cinco contratos de receta médica electrónica que han salido a concurso en España y que cubren todo el ciclo completo, el de la prescripción y la dispensación. Los concursos ganados incluyen los de Andalucía, Madrid, Teruel, Cantabria y Murcia, con una inversión global de unos 4,2 millones de euros. El de mayor madurez y envergadura es el de Andalucía, al abarcar toda la comunidad, y a él se han destinado dos millones en cuatro años. Las otras cuatro iniciativas suponen el despliegue de proyectos pilotos en ejecución real y su objetivo es extenderlo en los distintos sistemas autonómicos. Por ejemplo, 'en el caso de Madrid, el sistema está funcionando desde abril en Móstoles con un centro de salud y cuatro farmacias, y la idea es propagarlo a toda la Comunidad en 2008', explica José Cubelos, director del mercado de salud de Indra.

La empresa también participa en otros proyectos que no cubren todo el proceso. Indra ha realizado los sistemas de prescripción de receta de Valencia y Galicia (la dispensación en la primera está pendiente de salir a concurso, y, en la segunda, se espera su adjudicación, tras salir el pliego en julio). También ha ejecutado el backoffice de la receta electrónica de Baleares, un proyecto piloto donde la prescripción y la dispensación se adjudicó a Isoft.

Así las cosas, hay escasos proyectos en los que Indra no ha tomado parte. Entre ellos está el de Extremadura y el del País Vasco, pero, según advierte Cubelos, en estos casos se trata de experiencias piloto que intentan dar los primeros pasos desde la prescripción electrónica y 'no todas son sistemas piloto en funcionamiento'..

Cubelos está convencido de que este tipo de proyectos se desarrollará mucho en los próximos años, 'por la reducción del gasto farmacéutico que suponen (el segundo más importante tras el del personal sanitario), y porque este tipo de receta permite incluir en una todo el tratamiento de un paciente crónico sin necesidad de que tenga que acudir al médico para renovar sus recetas'. El directivo advierte, no obstante, que la dificultad está en 'poner de acuerdo a muchos actores, Administración, médicos, farmacias...'.

145 millones de ahorro en Andalucía

Andalucía ha sido la primera comunidad autónoma en implantar la receta electrónica en España. Y ya ha cosechado algún éxito reseñable. Según Cubelos, el director del mercado de salud de Indra, las estimaciones más recientes revelan que el cambio en la dispensación de fármacos por principio activo en Andalucía ha supuesto unos ahorros de 145 millones en cinco años.Actualmente, el proyecto andaluz Receta XXI cubre ya un 52% de la población (tiene en total casi ocho millones), 2.400 farmacias (de las 3.500 que hay) y 300 centros de salud. 'Se están produciendo más de 1,3 millones de dispensaciones por mes', continúa Cubelos, quien asegura que Andalucía les ha dado un enorme aprendizaje en la materia.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_