Divisas

El euro se prepara para superar 1,40 dólares en un mercado volátil, según los expertos

La agresiva bajada de tipos de la Fed ha desencadenado un fuerte repunte en los mercados bursátiles y ha originado un debate entre los expertos que ven en esta medida un giro en la política monetaria estadounidense, que se aleja de la contención de la inflación al dejar la puerta abierta a nuevos descensos. Mientras, el consenso de los analistas prevé que el tipo de cambio del euro sobrepase la barrera de 1,40 ¢billetes verdes¢ y que las Bolsas recuperen el terreno perdido con la crisis de las hipotecas §subprime§ a pesar de las incertidumbres económicas.

Una decisión agresiva. Esa es la principal conclusión que sacan los analistas de la bajada de 50 puntos básicos realizada ayer martes por la Reserva Federal de Estados Unidos, que sitúa los tipos de interés en el 4,75%, y que pretende así contrarrestar los efectos negativos en el crecimiento económico de la crisis de crédito, al mismo tiempo que abre la puerta a cambios en la política monetaria norteamericana.

"El crecimiento de la economía fue moderado durante el primer semestre, pero el endurecimiento de las condiciones crediticias puede favorecer una mayor corrección en el sector inmobiliario y afectar al crecimiento de la economía en general¢, declaró el Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal estadounidense (FOMC por sus siglas en inglés). Asimismo, el Comité aseguró que continúa valorando los efectos de esta y otras perspectivas y que "actuará de la manera que sea necesaria para fomentar la estabilidad de precios y el crecimiento económico sostenible".

¢El consenso descuenta otra bajada del 0,25% en Estados Unidos para finales de año¢ asegura Luis Peralta, analista de Gaesco. Una decisión que puede elevar aún más el diferencial entre euro y dólar, al mismo tiempo que estrecha el diferencial de tipos de interés, de mantenerse los tipos del Banco Central Europeo en el 4%.

Natalia Aguirre, analista de Renta 4, reconoce que el problema de esta decisión son las divergencias entre las políticas de tipos de EE UU y Europa. La Reserva Federal en su comunicado del martes ¢ha dejado la puerta abierta a bajadas adicionales de los tipos de interés¢, asegura Aguirre. Mientras, el BCE mantiene una política monetaria centrada en la contención de la inflación, con lo que en condiciones económicas normales podría elevar sus tipos. Con todo, la experta asegura que ¢la decisión de la Fed pone las cosas difíciles al BCE para seguir subiendo los tipos¢ y que habrá que esperar a la evolución de la crisis de crédito.

El diferencial de los tipos de interés es uno de los elementos fundamentales que explica la evolución de las divisas, algo que, por el momento, los expertos consideran que irá en contra del ¢billete verde¢. El euro puede romper en los próximos días la barrera histórica de 1,40 dólares, aunque hay quien apunta ya a la cota de los 1,43 dólares. De momento, la divisa europea cerró la sesión del miércoles con un cambio de 1,3975 dólares.

En los mercados los inversores han reaccionado de forma positiva a la decisión de la Fed, pero los expertos aseguran que su evolución dependerá en el corto plazo de los resultados que presenten los bancos de inversión. Los resultados presentados por Lehman Brothers y Morgan Stanley han dado confianza a los inversores, pese a que las ganancias de éste último se han visto recortadas hasta septiembre un 17% respecto al mismo periodo de 2006. Con todo, Aguirre mantiene que ¢la bajada de los tipos no resuelve de un plumazo todos los problemas de los mercados¢ y que habrá que esperar a la evolución de los mismos.

Lejos de máximos

Peralta asegura que la decisión de la Fed ¢favorecerá la recuperación de los índices en Estados Unidos y Europa¢, que ya casi se han recuperado las caídas provocadas por la crisis de crédito. Aunque en el caso del Ibex, el selectivo todavía mantiene una caída cercana al 6,7% frente a los máximos registrados al inicio de la crisis hipotecaria. Esta situación servirá, según el experto, para que grandes valores como Telefónica, Santander o BBVA impulsen al selectivo nuevamente hasta los 15.000 puntos a finales de año.

Por su parte, Aguirre asegura que ¢poco a poco debería volver la tranquilidad a los mercados¢ que continuarán con episodios de fuerte volatilidad. Y sitúa en el corto plazo al Ibex en el horizonte de los 14.600 puntos.

¢Entendemos la subida por la cantidad de dinero retenido, pero es exagerado. El recorte de tipos de la Reserva Federal no cierra los interrogantes que hay sobre la economía. Puede que haya nuevas correcciones¢, señaló un operador en GVC a Reuters.

Más pesimista, José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup, asegura que ¢el escenario se ha complicado mucho en los dos últimos meses. Y aún es preciso desconfiar de que tanto la inyección de la liquidez como el recorte de tipos (incluyendo alguno más) puedan reconducir la confianza en el sistema y lograr que los mercados vuelvan a funcionar correctamente. De hecho, probablemente lo que sufrimos en este momento sea el principio de una crisis más profunda que pueda afectar especialmente al sistema financiero¢.