_
_
_
_
_
Inmobiliario

Los expertos esperan una gran caída de la oferta de vivienda

El Instituto de Práctica Empresarial (IPE) prevé que el número de proyectos visados de vivienda descienda este año un 16,24% y el de viviendas iniciadas un 14%, según se desprende del Pulsímetro Inmobiliario presentado ayer en Madrid.

José Antonio Pérez, director del Área de Investigación del IPE aseguró que las viviendas terminadas gozan aún de crecimiento positivo y siguen aumentando a ritmos del 5,75%, aunque en algunos casos, suponga acumular stock pendiente de venta.

En este sentido, señaló que los niveles de accesibilidad a la vivienda han empeorado, 'incrementando en un tercio los existentes en el año 2000'. 'Hoy son necesarios dos sueldos medios para adquirir una vivienda media en propiedad y poder vivir, provocando, por un lado, una parada en la venta de primera mano y, por otro, un aumento del stock de producto acabado', añadió José Antonio Pérez. El director del Área de Investigación del IPE aseguró que es necesaria una política activa de vivienda que 'satisfaga las necesidades de disfrute de una vivienda en función la situación (laboral, familiar, por estudios o por discapacidades) de las personas durante toda su vida'. Desde el IPE se aboga por que la Administración subvencione más a la persona, según su perfil socioeconómico e intervenga menos en el mercado, apostando fuertemente en infraestructuras.

Según se desprende del Pulsímetro, por cada 10 viviendas que se dejen de construir hace falta un millón de euros de inversión pública para mantener el empleo. Pérez señaló que por cada una de esas 10 viviendas que no se construyan se pierden entre 20 y 30 puestos de trabajo.

Menos hipotecas

El Pulsímetro estima que para 2007 en España el número de hipotecas constituidas bajará casi un 3%, mientras que el volumen de negocio hipotecario seguirá creciendo, siendo superior a los 270.000 millones, en parte por las casas compradas en los últimos dos años.

Más información

Archivado En

_
_